Ads 468x60px

Dermatitis de Contacto

Cuando se habla de una Dermatititis por contacto, nos referimos a aquella enfermedad donde la piel resulta afectada, presentándose un enrojecimiento, acompañado de un dolor y una inflamación, que muchas veces se debe al contacto directo con una determinada sustancia. Se dice que la Dermatosis se constituye como una de las causas que se presenta con mas frecuencia, y tranquilamente representa al menos la mitad de todos los casos de la patología ocupacional .

Es así que la más común de las dermatosis profesionales u ocupacionales es la dermatitis o eccema, afección que es causada por la manipulación de ciertas sustancias manipuladas en el centro laboral, que suele afectar fundamentalmente a las manos, donde uno de los alérgenos mas comunes que causa esta enfermedad es el cromo. Por tanto se puede decir que la dermatitis de contacto irritativa, se refiere básicamente a un tipo de reacción inflamatoria de la piel, de carácter no inmunológico,  producida luego de sufrir una exposición a un agente externo irritante, el cual tiende a afectar y deteriorar la piel por acción directa mediante mecanismos no inmunológicos, donde ademas existen ciertas condiciones térmicas, mecánicas y climáticas que influyen en el desarrollo de esta enfermedad.

Por tanto dentro de las dermatosis profesionales u ocupacionales, se incluye a toda afección de la piel o mucosas que es causada directa o indirectamente, cuya manifestación esta condicionada por las condiciones existentes y por los materiales utilizados en el ambiente laboral.

De esta manera la gran mayoría de las dermatitis irritativas de origen laboral afectan las manos, por lo cual las enfermedades de la piel relacionadas con el trabajo se diagnostican usualmente como un eczema o dermatitis de las manos, la cual de llegar a un nivel crónico es difícil de curar, por lo que se prefiere identificar con tiempo a los pacientes en estado de riesgo y las sustancias irritantes causantes de esta afección, para de esa manera poder elaborar una estrategia efectiva de prevención.

De acuerdo a la naturaleza de la afección, una dermatitis puede presentar distintos cuadros de esta enfermedad, entre los cuales se encuentran: 

La dermatitis irritativa de contacto, que se caracteriza por la presencia de un eritema o piel roja y vesiculación, que básicamente consiste en una respuesta irritativa muy rápida, pero no resulta específica para una determinada sustancia, pudiendo tratarse de materiales acidos o alcalinos, es decir la piel podría reaccionar frente al contacto con jabón, detergente, suavizante de telas u otra sustancia que se manipula. 

La dermatitis irritativa crónica por contacto, la cual además de presentar un eritema, se presenta prurito  o picazón en la piel afectada, acompañado de un cuadro de descamación y fisuración. A pesar que la sintomatologia es parecida al anterior caso, si en caso el agente causante persiste en el tiempo suele provocar el tipo de lesiones mencionadas.

La dermatitis alérgica de contacto, la cual presenta vesículas y ampollas, como resultado de una respuesta especifica o reacción frente a un determinado tipo de agente. Esta respuesta puede inducirse médicamente a través de un examen llamado prueba del parche. Un caso muy común de este tipo de afección es la alergia al látex. la misma que en promedio afecta a un 10% de los trabajadores expuestos a este material.

Existen ciertas actividades que por su naturaleza representan cierto riesgo para contraer una dermatitis por contacto, como por ejemplo la agricultura y ganadería, donde un trabajador esta expuesto a ciertos químicos como pesticidas, herbicidas, abonos y productos de limpieza. También el rubro de la construcción representa cierto riesgo, ya que los trabajadores se encuentran expuestos a sustancias irritantes como cementos, yeso, caliza, aceites de maquinaria, guantes y botas de goma.

Asimismo dentro de este grupo de actividades con riesgo de contraer dermatitis, se encuentran las labores de los profesionales de la salud, donde se encuentran los médicos, enfermeras, químico farmacéuticos, entre otros, los cuales están expuestos a irritantes como jabones, desinfectantes, solventes, formol y productos antimicrobianos. Por otro lado en actividades como la Metalurgia, también son causales de riesgo el uso de fluidos usados para reducir la fricción entre dos superficies metálicas, así como el uso de jabones, productos de limpieza de máquinas y productos derivados de hidrocarburos aromáticos.

También actividades relacionadas con la peluquería, representa cierto riesgo, ya que las personas que se dedican a este oficio entran en contacto directo con cosméticos, jabones, shampús, líquidos de permanente, tintes de cabello, fragancias en perfumes, cremas humectantes. entre otros, mientras que los trabajadores de la industria pesquera, también se encuentran expuestos al contacto con peces, sanguaza, productos desinfectantes, antioxidante, lubricantes, entre otros.

Es probable que una persona no tenga una reacción adversa a una sustancia cuando se encuentre expuesto por primera vez; sin embargo dicha exposición podría significar que se vuelva más sensible y en el futuro presente una reacción si en caso sigue utilizando dicha sustancia de manera regular. Ademas existen ciertos productos que solo reaccionan cuando la piel se encuentra expuesta al sol, dentro de ellos se tiene a los filtros solares, lociones de afeitar, ungüentos con sulfa, entre otros. Asimismo pueden ocasionar dermatitis de contacto, aquellos alérgenos que son aerotransportados, como es el caso de los insecticidas en aerosol.

Sintomatología
Los síntomas mas usuales de un cuadro de dermatitis, varían de acuerdo a la causa y también si la dermatitis es producto de una reacción alérgica o de un irritante. Ademas los síntomas se manifiestan de distinta manera en cada trabajador, ya que el hecho de que una persona no presente síntomas en el instante de la exposición, no quiere decir que en el futuro tampoco presente síntomas al estar expuesto a las mismas sustancias.

Como ya se mencionó la dermatitis de contacto se manifiesta usualmente en las manos, sin embargo ciertos productos cosméticos como los perfumes y productos para el cabello podrían provocar ciertas reacciones cutáneas en otras zonas del cuerpo como la cara, el cuello y la cabeza. Incluso el uso continuo de joyas también pueden provocar irritaciones en la piel debajo de estas. Por tanto un síntoma común en caso de dermatitis es la picazón en la piel, mientras que si se trata de una dermatitis alérgica, esta picazón podría tornarse grave, sin embargo si la dermatitis es provocada por un irritante también puede ocasionar secuelas de ardor o dolor.

Indicar entonces que esta picazón puede ser intensa en el caso de una dermatitis alérgica, pudiendo presentarse ademas un salpullido rojo, en la parte donde la sustancia entró en contacto directo con la piel, sin embargo las erupciones producto de esta reacción alérgica no es inmediata, por lo que podría recién manifestarse después de  24 a 48 horas de la exposición. Señalar también que estas erupciones consisten en pequeñas protuberancias rojas que podrían también formar ampollas húmedas que supuran. Ademas la zona afectada suele sentirse caliente y sensible, pudiendo ademas de supurar, formar una especie de costra, volviendo esta zona como escamosa.

En el caso de una dermatitis causada por un irritante también se manifiesta en cuadros picazón, ardor o dolor. La dermatitis irritante a menudo presenta como síntoma característico una piel seca, roja y áspera, donde ademas se puede formar una especie de fisuras en las manos y si la exposición resulta prolongada, se puede producir una inflamación en la piel.

Diagnóstico
El diagnóstico se realiza en base a la apariencia de la piel, donde ademas el médico tendrá que reunir la información sobre las sustancias con las cuales el paciente ha tenido contacto o alas que ha estado expuesto. Asimismo se suelen realizar pruebas de alergia, como la famosa prueba del parche que hace uso de parches cutáneos, mediante los cuales se puede determinar qué alérgeno podría estar causando la reacción letárgica. esta prueba se aplica usualmente a pacientes que sufren de cuadros de dermatitis de contacto repetitiva y crónica.

De esta manera al paciente elegido se le coloca pequeños parches de posibles alérgenos que están afectando su piel, los cuales se retiran después de 48 horas, para ver si la piel del paciente ha presentado alguna reacción al parche aplicado. El monitoreo de las posibles reacciones continua hasta dos dias después de aplicado el parche, a fin de determinar si existe una reacción tardía.

Por tanto el paciente lleva consigo el parche en una pequeña zona de su piel, de modo que se pueda realizar un seguimiento al modo como reacciona la piel ante el alérgeno aplicado. para descartar otra enfermedad también se realizan otras pruebas complementarias como la biopsia o cultivo de lesión de piel.

Prevención y Tratamiento
Para prevenir un cuadro de dermatitis se debe evitar al máximo el contacto directo con sustancias químicas, procurando ademas tener un aseo prolijo de las manos y zonas del cuerpo que entran en contacto con irritantes, haciendo uso de jabones suaves. De ser posible se debe tratar de usar guantes cada vez que se tenga que manipular sustancias irritantes, pudiendo también hacer uso de cremas restauradoras. 

Lo importante es recurrir al médico, quien luego de realizar un estudio adecuado, formulará el tratamiento mas apropiado, de acuerdo al verdadero origen de la afección, donde suele presentarse casos donde el mejor tratamiento es no hacer nada concreto en la zona, bastando tan solo con realizar un lavado exhaustivo en la zona afectada con mucha agua, a fin de  retirar cualquier resto del irritante que podría estar causando la reacción cutánea.  En este caso el tratamiento consiste tan solo en evitar futuras exposiciones a la sustancia en cuestión.

Existen cremas humectantes que ayudan a mantener la piel humectada y contribuyen a la auto reparación de la piel, evitando que esta se inflame nuevamente, constituyéndose así en un método efectivo para un tratamiento efectivo de la dermatitis de contacto. Asimismo existen medicamentos específicos como los corticoesteroides de uso tópíco,  conocidos también como esteroides tópicos, que sirven para tratar los cuadros de dermatitis o eccema. También se puede recetar otras cremas como tacrolimús o pimecrolimús para también uso tópico externo o en su defecto lociones suavizantes, antipruriginosas que combatan la picazón.

La dermatitis de contacto generalmente tiende a desaparecer sin complicaciones luego de 2 a 3 semanas, pero podría reaparecer si no se identifica y evita la sustancia causante de esta afección. Si en caso la exposición resulta inevitable en un trabajo, el tratamiento podría implicar que se tenga que cambiar de trabajo.

0 comentarios:

Publicar un comentario