Ads 468x60px

Reglamento OSHA para Salas de Calderas

Sin duda alguno uno de los trabajos mas peligrosos dentro de la Industria es aquel que implica la operación de equipos de alta presión, como es el caso de las calderas industriales, mediante las cuales se suele producir vapor para suministrarlo a un determinado proceso industrial. Precisamente por tratarse de una actividad de alto riesgo, la operación de estos equipos se rigen a una serie de normas contempladas por la Occupational Safety and Health Administration OSHA, cuya traducciòn al español sería Administración de Salud y Seguridad en el Trabajo. Este organismo ha establecido ciertas normas de seguridad para todos los entornos industriales, cuyo proceso implica el uso de salas de calderas.

De esta manera las regulaciones de seguridad para este tipo de trabajos, establecido por la OSHA específicamente para todas las actividades relacionadas con la operación  de salas de calderas, buscan evitar lesiones en los trabajadores que desempeñan este tipo de tareas, pero también busca prevenir el suceso de accidentes fatales, ya sea durante la operación o mantenimiento de este tipo de equipos de alta presión. Para lograr este objetivo cada incidente que ponga en peligro la seguridad del trabajador, debe ser investigado detenidamente, para determinar las causas, ya que la OSHA es consciente que las lesiones y las muertes son hechos muy posibles cuando ocurre un accidente en una sala de calderas.

Hay que señalar que la OSHA no maneja un reglamento general para todo tipo de sala de calderas, ya que los factores de riesgos muchas veces varia, ya que si se tratase de  una sala de calderas de un barco, esta tiene un funcionamiento particular, mas allá que se rige del mismo principio de funcionamiento, por lo que esta tiene sus propias normas, lo que difiere con una sala de calderas ubicada en una planta generadora de electricidad, ya que esta posee una serie de regulaciones propias. es por eso que lo que se busca es detectar todas aquellos riesgos y amenazas propios de cada instalación.

De esta manera la OSHA mantiene un enfoque proactivo con respecto a al tema de seguridad en este tipo de instalaciones, por lo que promueve una serie de advertencias dirigida a los trabajadores que trabajan en una sala de calderas, donde se les pone en conocimiento los riesgos latentes que tienen de sufrir lesiones, buscando de esta manera prevenir los accidentes en este tipo de actividades. dentro de las advertencias emitidas por este organismo, se dice que las acumulaciones de polvo de carbón en una caldera, deberán ser reconocidos como un serio peligro, por lo que se recomienda realizar trabajos de limpieza con el fin de controlar o limitar las acumulaciones de polvo de carbón. Ademas la OSHA emite otra advertencia, esta vez dirigida a los inspectores que ingresan a una sala de calderas de una planta generadora, donde se pone en conocimiento que el vapor a la presión que se fuga por un agujero del tamaño de un alfiler, sería capaz de penetrar fácilmente el cuerpo de una persona". 

Es por eso que la OSHA recomienda que todos los trabajadores que transiten por una sala de calderas, deben hacerlo sosteniendo frente de ellos una escoba o también pueden hacer uso de un trapo amarrado a un palo, a fin de poder detectar cualquier fuga de vapor en cualquiera de los equipos de la sala. Es decir la OSHA trata en todos los aspectos mantenerse siempre alerta, por lo que recomienda una serie de medidas preventivas, que buscan advertir la presencia de algún peligro, convirtiéndose de esa manera en valiosas fuentes de información, ya que mediante estas se logra poner al tanto a todos los trabajadores que ingresen a una sala de calderas, de todos los peligros latentes existentes dentro de este tipo de ambientes.

Asimismo la OSHA considera a una caldera es un entorno industrial, y como tal tiene ciertas normas de seguridad que resultan especificas para cada entorno industriales. es decir este organismo ha establecido ciertas normas y protocolos de seguridad que deberían cumplirse tanto en una sala de calderas como en cualquier otro ambiente industrial. Dentro de estas disposiciones se especifica el uso de equipo de protección personal EPP adecuados como gafas de seguridad, así como protección para los oídos y mascaras especiales. Pero también se considera el uso de arneses cuando se realicen trabajos a mas de 6 pies o 1,80 metros de altura, siendo recomendable también la instalación de andamios temporales cuando se realicen trabajos de mantenimiento en una caldera.

Por tanto la OSHA advierta que por su naturaleza las salas de calderas son considerados ambientes peligrosos, por lo que de darse una fuga en una línea de vapor que circula a alta presión, aun a pesar de que dicha fuga se de a través de un agujero demasiado pequeño, podría matar tranquilamente a una persona. Asimismo considera que son peligros latentes la inhalación del polvo de carbón, sin descartar el riesgo de electrocución en en el caso de las plantas generadoras. Asimismo la OSHA recomienda que cada trabajador involucrado en la operación de estos equipos de alta presión tienen el deber de advertir sobre los posibles peligros, tanto a sus compañeros como al área encargada de brindar mantenimiento a estos equipos.

Pero también la OSHA emite ciertas recomendaciones dirigida a los empleadores, con el objetivo de garantizar que este tipo de lugares de trabajo sean completamente seguros. Por tanto el empleador debe verificar que se cumpla ciertas medidas de seguridad, antes de que los trabajadores de estas áreas realicen cualquier tipo de trabajo en una sala de calderas. El organismo también señala que el empleador debe concientizar al trabajador acerca de los peligros en este tipo de trabajo, lo cual se puede hacer colocando una señal de advertencia donde se indique a los trabajadores que están trabajando en las calderas. 

Asimismo el organismo advierte que si un empleador no cumple con cualquiera de las normas establecidas en el reglamento, de acuerdo a la legislación vigente del lugar donde se evalúe la falta, será sometido a severas sanciones que puede implicar incluso la clausura de sus instalaciones, al menos hasta que el peligro detectado sea controlado. Lo cierto es que los equipos de alta presión representan siempre un peligro, por lo que la OSHA hace todas estas recomendaciones, donde independientemente del país donde se aplique este reglamento, donde podría variar el tema de las sanciones, ya que la OSHA no tiene jurisdicción en todo el mundo, lo importante es que este importante organismo de seguridad busca concientizar al empleador y a los trabajadores del peligro al que están expuestos en una sala de calderas, indistintamente del rubro de la industria, ya sea en un buque, en una planta generadora o en una planta procesadora de harina y aceite de pescado.

0 comentarios:

Publicar un comentario