Ads 468x60px

Toxoplasmosis

La Toxoplasmosis es una enfermedad de origen parasitario, la cual llega a ser transmitida a un ser humano por ciertos animales, en especial el gato. Si en caso una mujer embarazada adquiere esta enfermedad, el riesgo de infectar al feto con la misma es muy alto, por lo cual se debe tomar todas las precauciones necesarias para evitar que el bebe sea también victima de esta enfermedad.

Por tanto técnicamente podemos decir que la toxoplasmosis, al ser de origen parasitario, se manifiesta cuando se produce la ingestión de ooquistes del protozoario Toxoplasma gondii. Por todo eso se le considera una enfermedad de naturaleza zoonótica, ya que esta es transmitida al ser humano por distintas especies de mamíferos e incluso aves que se encuentran contaminadas. Sin embargo el huésped principal es el gato doméstico o silvestre, mientras que los huéspedes intermediarios vienen a ser los mamíferos y las aves contaminadas

Indicar que el protozoario T. gondii se puede encontrar en cualquier parte del mundo, por lo cual gran porcentaje de las personas que alcanzan la edad adulta, en algún momento experimentan un tipo de infección por toxoplasma. Ademas se debe indicar que el Toxoplasma gondii es un parásito de naturaleza intracelular, que cuenta con un ciclo de vida complejo, ya que se reproduce tanto sexual como asexualmente, llegando a involucrar de esa manera a varios huéspedes.

Indicar que la reproducción asexual del Toxoplasma gondii se produce en la parte interna de las células del huésped, produciéndose una serie de divisiones que originan los tachizoítos, los cuales cuando quedan libres, tienen la capacidad de infectar a otras células, formando quistes en los distintos tejidos del huésped, donde dichos quistes al ser ingeridos pueden infectar a otros mamíferos, estableciéndose en los tejidos muscular y nervioso, permaneciendo allí por bastante tiempo, incluso tiempo después de la muerte del huésped.

Por otro lado la reproducción sexual solo se produce en el gato, que es el huésped final. Este tipo de reproducción se produce dentro el intestino del gato y al juntarse, se llegan a formar ooquistes, los mismos que se cubren con una resistente capa, para luego propagarse mediante las heces del gato. De esa manera los ooquistes presentes en las heces del gato tienen el potencial de afectar a las aves y a otros mamíferos, donde el hombre también corre el riesgo de ser infectado.

Ademas indicar que los gatos adquieren esta enfermedad al momento de ingerir carne cruda de roedores o aves infectadas, mientras que los huéspedes intermediarios se infectan al consumir los ooquistes que se encuentran presentes en las heces de los gatos, produciéndose nuevamente el ciclo asexual del parásito, llegándose a infectarse la carne de estos animales, que al ser consumidos por el hombre, se puede producir una infección que en el caso de niños y adultos puede presentarse con ausencia de síntomas o cuadros leves de estos, sin embargo en el caso de mujeres embarazadas, puede producir enfermedades graves en el feto, aunque también puede afectar a personas que tienen sus sistema inmunológico comprometido.

Una vez que se produce la infección en el organismo humano, el tiempo de incubación de la toxoplasmosis se da entre 10 y 20 días. Como ya se mencionó, una persona puede infectarse por consumir carnes crudas que se encuentran parasitadas o cuando estas no se encuentran lo suficientemente cocidas al momento de consumirlas, y por otro lado cuando se consume vegetales contaminados con heces de gato. Asimismo indicar que esta enfermedad no se transmite entre seres humanos, a excepción de la transmisión a través del útero de las mujeres gestantes, que pueden infectar al feto, pero también existe riesgo de infección cuando se realiza la transfusión de sangre de un paciente contaminado, o también del transplante de un órgano que se encuentre contaminado.

De esta manera cuando una mujer embarazada llega a infectarse con esta enfermedad, o cuando esta se reactiva por deficiencias en su sistema inmunitario, existe un alto riesgo de que la enfermedad se transmita al feto a través de la placenta, comprometiendo seriamente la salud del bebé. Si al momento de infectarse la madre, se encuentra en un avanzado estado de gestación, el riesgo de transmisión al feto se incrementa, llegando a un 60% de probabilidad, si la infección se produce en el tercer trimestre del periodo de gestación..

En caso de producirse la infección del feto, el parásito causante llega a invadir las células, donde empieza a multiplicarse, por lo que posteriormente provoca una serie de lesiones en los tejidos de los órganos del feto que se encuentran en pleno proceso de formación. Es por eso que cuando la infección se da durante el primer trimestre del periodo de embarazo, las consecuencias de la infección son mucho más graves para el feto.

Síntomas
Generalmente las infecciones primarias de un cuadro de toxoplasmosis no llega a producir ningún síntoma, por lo que resulta un tanto difícil poder detectar con antelación la presencia de esta enfermedad en las mujeres embarazadas. Indicar también que los síntomas que se presentan varían en función a la situación actual del sistema inmunitario del paciente, ya que los síntomas llegan a afectar principalmente a las personas que tienen sus sistema inmunitario comprometido, como los enfermos de SIDA, siendo también muy grave cuando la madre llega a infectar al feto, en cuyo caso puede producirse serias consecuencias.

De esta manera en pacientes que poseen un sistema inmunitario funcionando saludablemente, esta infección resulta leve y los síntomas son también leves y se asemejan mucho a los de una gripe, los cuales desparecen a los pocos meses. Dentro de los síntomas que puede presentar el paciente se tiene, malestar corporal, dolor muscular, fiebre, dolor de cabeza, dolor de garganta, sudoración excesiva, faringitis, inflamación de los ganglios linfáticos. Asimismo puede presentarse cuadros de Hepatoesplenomegalia, Exantema maculopapuloso y Coriorretinitis unilateral.

En el caso de los pacientes inmunodeprimidos, la infección puede provocar un cuadro de encefalitis toxoplásmica, que se manifestará con la presencia de ciertos síntomas como debilidad general. convulsiones frecuentes, alteraciones mentales, anomalías sensoriales, signos cerebelosos, alteraciones del movimiento, alteración en la retina del paciente, lo que puede provocar una visión borrosa. También pueden producirse síntomas psiquiátricos, que provocara cuadros de demencia, agitación y ansiedad.

En el caso de la Toxoplasmosis congénita, implica la presencia de una serie de síntomas que se presentan en el bebe después del nacimiento, recordando que la infección la adquirió la madre durante su periodo de gestación, transmitiéndole de esa manera la enfermedad al feto a través de la placenta. Los síntomas mas característicos son la presencia de convulsiones, anemia, neumonía, exantema, ictericia, estrabismo, ceguera, hidrocefalia, microcefalia, hipotermia y también se produce el retraso del sistema psicomotor del bebe, Recordar que esta enfermedad puede afectar ciertos órganos como los ojos, el cerebro, el corazón, el pulmón o el hígado.

Diagnóstico
Debido a que las vías de contagio de esta enfermedad son principalmente por mala higiene y por consumir carne cruda o poco cocinada, muchas personas desconocen ser victimas de esta infección, y mas aun cuando los síntomas son leves y se parecen a los de una gripe. Por esta razón para brindar un diagnostico exacto, se debe realizar un análisis de sangre al paciente, mediante el cual se podrá determinar la presencia de anticuerpos específicos para esta enfermedad.

En el caso de las mujeres que llegaron a infectarse, pero que llegaron a desarrollar anticuerpos antes de quedar embarazadas, lo mas probable es que no lleguen a infectar a su bebé, sin embargo de no haberse infectado, deberán tomar todas las precauciones del caso para que eviten infectarse durante su periodo de gestación. Por eso es muy adecuado que una mujer una análisis antes de quedar embarazada, considerando que la infección al inicio de la gestación resulta mas peligrosa para el feto.

Para realizar el diagnóstico de una toxoplasmosis congénita se debe considerar la presencia de los síntomas característicos de la enfermedad, pero también se debe realizar un análisis de sangre, y también se debe realizar mientras la madre se encuentra gestando, la detección del parásito causante, tanto en el líquido amniótico y la sangre del feto, y por otro lado también se debe realizar esta prueba en la placenta luego del parto, o también se puede analizar el líquido cefalorraquídeo extraído del recién nacido.

Suele suceder que los niños no presenten síntomas al nacer, sin embargo con el tiempo llegan a desarrollar infecciones oculares. De esta manera los bebes recién nacidos infectados presentan síntomas como la Coriorretinitis ó inflamación de la retina, Hidrocefalia o acumulación de líquido en en la parte interna del cráneo. y tambien presentan calcificaciones cerebrales.

De esta manera el personal medico especializado debe realizar una serie de exámenes adicionales, dentro de los cuales se encuentra la Tomografía computarizada del cráneo, los Títulos de anticuerpos para toxoplasmosis, la Resonancia magnética de la cabeza y Biopsia del cerebro

Tratamiento
El tratamiento de la toxoplasmosis consiste principalmente en prescribir al paciente la perimetamina combinada con la sulfadiazina y el ácido polínico. Señalar que la gran mayoría de los pacientes con un sistema inmunitario saludable, no necesitan tratamiento alguno, a menos que estos presenten síntomas característicos de la enfermedad de manera persistente.

La mayoría de los pacientes inmunocompetentes con toxoplasmosis no requieren tratamiento, a menos que presenten síntomas graves de manera persistente. En el caso de las mujeres embarazadas, estas deben ser sometidas aun tratamiento farmacológico, para de esa manera  disminuir el riesgo de que el feto sea infectado. Por otro lado los niños que presentan los síntomas de esta enfermedad, deben recibir un tratamiento con ciertos fármacos como la pirimetamina, la sulfadiacina y el ácido folínico.

En el caso de los pacientes inmunodeprimidos, estos deben ser tratados farmacológicamente de 4 a 6 semanas, después de la desaparición de todos los síntomas. Los medicamentos usados para tratar esta infección comprende los antipalúdicos y los antibióticos. En el caso de los pacientes con VIH, se deben continuar con el tratamiento médico mientras el sistema inmunitario se encuentre aun débil, para de esa manera evitar una posible reactivación de esta enfermedad en el organismo.

Prevención
Para evitar infectarse con Toxoplasma gondii, se debe tomar una serie de precauciones, dentro de las cuales se debe evitar consumir carne cruda o que esta se encuentre poco cocinada, o también el caso de embutidos poco curados, evitando de preferencia el consumo de jamón serrano. Del mismo modo se debe evitar consumir huevos crudos y leche sin pasteurizar, ya que existe el riesgo de que estén contaminados.

Asimismo se debe mejorar los hábitos de higiene, tratando de lavarse las manos con agua y jabón luego de haber esta manipulando directamente las carne cruda, evitando el contacto con la boca, ojos o nariz con las manos sin lavarse. Igualmente se debe lavar las verduras y frutas antes de ser consumidas.

Si en caso trabaja desempeñando labores agrícolas o en el mantenimiento de algún jardín, evite manipular el suelo directamente sin guantes, ya que una de las vías de contagio es precisamente la tierra, donde también puede encontrarse presente este parásito. Si su trabajo es directo con la tierra, inmediatamente después de culminar con sus labores debe lavarse las manos evitando que quede incluso tierra las uñas, ya que eso también implica también cierto riesgo.

Si en caso se cría gatos, se debe evitar que estos salgan de casa, ya que estos podrían consumir pájaros y ratones crudos, con lo cual se contagiarían de esta enfermedad, y empezarían a  liberarse las ooquistes en las heces de estos felinos. Por eso es importante que mujeres embarazadas así como las personas inmunodeprimidas eviten limpiar las cajas de desechos generados por los gatos y menos aun mantener contacto directo con las heces del gato.

0 comentarios:

Publicar un comentario