Ads 468x60px

Enfermedades provocadas por el frío

Por otro lado cuando un trabajador desempeña sus actividades en un ambiente de frío, el organismo tiende a mantener su homeóstasis térmica a través de ciertos mecanismos que evitan o limitan las pérdidas de calor y por otro lado aumentan la producción del mismo. dentro de estos mecanismos se considera la vasoconstricción periférica, que se produce principalmente en las extremidades, lo cual provoca una caída brusca en la temperatura cutánea, logrando reducirse la pérdida del calor corporal hacia el ambiente.

Esto quiere decir que mientras trabaja este mecanismo para preservar el calor corporal, se produce el enfriamiento de las extremidades, por lo que si se restringe la actividad, los dedos podrían llegar rápidamente a temperaturas cercanas a la congelación, provocando previamente que las manos y los dedos se muestren insensibles cuando la temperatura baja a niveles inferiores a los 15 ºC, aumentando la posibilidad de presentarse un deficiente funcionamiento en el cuerpo que puede provocar accidentes.

Hablando técnicamente, la sobrecarga que puede ejercer el frío resulta proporcional al gradiente térmico entre la piel y el ambiente, lo cual determina la velocidad de pérdida de calor del organismo, ya sea si esta se da por radiación o por convección. Asimismo cuando el fenómeno biológico de la vasoconstricción deja de ser eficiente para mantener controlado el balance calórico del cuerpo, se producen importantes mecanismos que buscan elevar la temperatura corporal, produciéndose por tanto estremecimientos y un aumento del tono muscular, lo cual produce un incremento en la producción del calor metabólico en una proporción mucho mayor a la que se produce en estado de reposo.

Indicar también que la actividad física general en este estado, aumenta el calor metabólico que produce el cuerpo, ademas si se utiliza una vestimenta aislante adecuada, se puede lograr minimizar las pérdidas de calor, estableciéndose en el cuerpo un microclima adecuado, donde la mayor parte del cuerpo se encuentra protegido de los efectos del frío, evitando de esa manera el enfriamiento excesivo o un cuadro de necrosis por frío. Ademas es importante evitar que la indumentaria del trabajador se humedezcan, ya que de lo contrario las propiedades de aislamiento contra el frío se verán seriamente disminuidas.

Dentro del mundo laboral, existen una serie de profesiones u ocupaciones, cuyo desarrollo implica la presencia de ciertos riesgos de exposición, dentro de los cuales se puede señalar a las personas que trabajan como fabricantes de hielo, pescadores, buzos, bomberos, empacadores, así como aquellos que trabajan en ambientes fríos como cámaras frigoríficas, cuartos de enfriamiento, ambientes de producción de de hielo seco, gas licuado, incluyendo lógicamente a aquellos trabajadores que trabajan a la intemperie en condiciones climatológicas de frío.

Sintomatología
Uno de los efectos mas comunes que produce por la exposición al frío intenso es la necrosis por frío, que se manifiesta cuando existe una severa congelación de los tejidos corporales, lo cual provoca una alteración en la estructura celular del cuerpo. Se sabe que la temperatura de congelación de la piel es de -1 ºC, lo cual puede agravarse si las condiciones climatológicas o ambientales contribuyen a ello, ya que una vez que se produce la congelación, esta suele avanzar muy rápido, y mas aun si la piel entra en contacto directo con otros objetos que mantengan una temperatura superficial por debajo del punto de congelación.

Indicar también que la necrosis por frío puede manifestarse aun en ambientes con temperaturas cálidas, donde la primera señal de una lesión a causa del frío es la presencia de sensaciones de punzadas en el cuerpo, pero también se debe considerar que el mismo frío es causante de una especie de adormecimiento, lo cual de alguna manera provoca la anestesia de los tejidos, perdiéndose la sensibilidad de estos, lo cual puede resultar peligroso ya que podría producirse un cuadro de congelación grave sin manifestarse signos de malestar agudo, que podría servir como una alarma para el paciente.

La manifestación de un cuadro de necrosis por frío, implica la presencia de lesiones superficiales, con el consecuente enrojecimiento de la piel, que también produce una especie de anestesia temporal y cuadros de flictenas superficiales, lo cual dependiendo de la gravedad de la exposición, puede provocar la congelación de los tejidos corporales profundos con cuadros de isquemia persistente, cianosis profunda, trombosis y gangrena.

Por otro lado el cuadro denominado como pie de inmersión puede ser producto de una exposición prolongada y continua a un frío sin congelación, dentro de ambientes donde existe la presencia de una humedad persistente o hay una inmersión en el agua. Indicar también que una anoxia local de carácter tisular en ambientes con fríos moderados puede provocar lesiones serias en las paredes de los capilares, produciéndose una serie de síntomas característicos de esta afección, como edema, picazón, hormigueo y dolor intenso, lo cual posteriormente puede producir una vesiculación, ulceración e incluso un cuadro de necrosis superficial que suele afectar directamente la piel.

Asimismo cuando una persona sufre una exposición prolongada al frío intenso, podría ser victima de un cuadro de hipotermia, que básicamente se trata de una afección grave debido a la perdida sistemática de calor. Por tanto si uno se fatiga durante el desarrollo de una actividad física, resulta mucho mas propenso a perder calor, produciéndose ademas que el mecanismo de vasoconstricción se debilite en la medida que la victima muestra cuadros mas severos de agotamiento, produciéndose de esa manera una vasodilatación brusca, lo que provoca el enfriamiento violento de la victima, por la perdida de calor. En un caso de este tipo se debe evitar el uso de sedantes y alcohol, ya que estos elementos incrementan el riesgo de una hipotermia.

Por otro lado se debe indicar también que cuando se produce una exposición al frío, todas aquellas anormalidades del sistema vascular pueden resultar agravadas, lo cual podría implicar la presencia de ciertos cuadros patológicos como la enfermedad de Raynaud, tromboangeítis obliterante y acrocianosis, por lo que las personas que puedan padecer de este tipo de afecciones, definitivamente deberían tomar sus precauciones para evitar un proceso de enfriamiento. No olvidar tampoco que una exposición leve al frío puede producir otras afecciones, quizá no tan graves como resfriados o gripe común, las cuales de no tratarse adecuadamente podría agravarse estos cuadros.

Prevención
Para prevenir la ocurrencia de afecciones provocadas por la exposición prolongada al frío, en primer lugar se realizar un estudio pormenorizado de las zonas donde la temperatura se encuentra por debajo del nivel de tolerancia de un trabajador promedio. Para esto se puede hacer uso de una serie de herramientas o instrumentos para medir las temperaturas de cada ambiente en el centro laboral, donde el instrumento mas utilizado para medir la temperatura es el termómetro de mercurio, aunque también se pueden hacer uso de termómetros de resistencia, así como termocuplas industriales que pueden medir altas temperaturas de hasta 900 ºC ó el pirómetro eléctrico que puede medir temperaturas mas altas aún, mientras que para medir rangos entre -50 ºC y 150 ºC se usan cierta clase de termistores fabricados con óxidos de níquel, cobalto o manganeso.

Finalmente los trabajadores que tengan que trabajar en ambientes fríos, deberán hacer uso de la indumentaria adecuada, es decir usar trajes térmicos, que mantengan la temperatura corporal en los niveles normales, evitando también trabajar en dichos ambientes por tiempos muy prolongados, por lo que una medida interesante es rotar constantemente el personal que realiza este tipo de actividades.

0 comentarios:

Publicar un comentario