Ads 468x60px

Intoxicación por Vanadio

Antes que nada debemos aclarar que el vanadio es un metal gris plateado que se encuentra presente en el ambiente en sus estados de oxidación +3, +4 y +5 siendo la ultima la forma más predominante. Este elemento ocupa el puesto 22 como el elemento que más abunda en la corteza terrestre, ya que naturalmente se encuentra en al menos unos 68 minerales distintos y su extracción se realiza principalmente en países como Sudáfrica, Rusia y China, lugares donde se encuentran las mayores reservas.

La utilidad industrial de este elemento es que es el Pentóxido de Vanadio, se utiliza bastante en la fabricación de acero y también aunque en menor proporción en la fabricación de caucho, plásticos, cerámica y algunos otros productos químicos. Recalcar que este elemento se encuentra también de manera natural en los combustibles que son derivados del petróleo y el carbón, y ademas en los combustibles crudos se pueden encontrar trazas detectables de Vanadio, con cantidades que van desde 1 a 1600 mg de Vanadio por kg, mientras que las cenizas producto de la combustión del petróleo, contienen algo mas del 80% de presencia de Pentóxido de Vanadio.

La principal vía de absorción del vanadio, es mediante la inhalación, vía respiratoria, lo cual se puede producir en ambientes laborales donde existe el riesgo de exposición al vanadio, que entre otros se da en aquellas actividades que involucra la extracción del mineral, tratamiento del metal, refinamiento del pentóxido de vanadio, manipulación de escorias y limpieza de cisternas de petróleo, donde se encuentra el vanadio en pequeñas cantidades. Una vez que el Vanadio ingresa al organismo, este circula por la sangre unida a transferrina

Lo cierto es que para los seres humanos la principal fuente de exposición al este elemento es a traves de la contaminación atmosférica, que se traduce mediante la quema de cierto tipo de combustibles como el aceite combustible y el carbón. Por tanto es importante determinar los niveles de Vanadio presentes en el aire, lo cual depende tambien de la localización geográfica. Por ejemplo en las grandes ciudades el promedio de este elemento en el aire se encuentra en el rango de 20 a 100 ng/m3, donde los valores altos se dan durante el invierno, ya que en esa época se usa el carbón como combustible para los sistemas de calefacción. No olvidar que otra fuente de emisión de vanadio al ambiente es las zonas próximas a las plantas que funcionan como refinerías de petróleo e industrias siderúrgicas.

De acuerdo a recientes estudios se han demostrado que los niveles de Vanadio presentes en la sangre de niños expuestos, los cuales vivían en zonas aledañas a plantas metalúrgicas, fluctúa en valores de 0,078µg/L, lo que es significativamente mayor que en el caso de niños no expuestos, quienes tuvieron una presencia de este elemento de 0,042 µg/L. Ademas mediante ciertos estudios epidemiológicos tambien se ha podido comprobar una alta incidencia en malformaciones congénitas, que se cree tambien se debe a la presencia de Vanadio en el organismo de la madre. 

Por tanto se puede decir que una sobre exposición aguda o crónica a aire que contiene partículas de compuestos de vanadio, implica serios riesgos a las personas, debido a la genotoxicidad, que puede ocasionar una seria irritación en las vías respiratorias, por lo mismo que la OMS sugiere reducir los niveles de exposición a este elemento en cualquier ambiente laboral.

Síntomas
Cuando este elemento llega a ingresar al organismo, tiende a acumularse en el corazón, pulmón, hígado, bazo, hueso e incluso en los testículos. La presencia de este elemento en el cuerpo se manifiesta porque se observa una coloración de tono verde negruzca de la lengua, la cual tiende a desaparecer cuando se detiene la exposición.

Otros síntomas que podrían advertir la presencia de vanadio en el organismo del paciente son dificultades al momento de respirar, náusea y vómitos, dolor de garganta, tos intensa, presencia de sibilancias, dolor intenso en tórax, daño a los pulmones, conjuntivitis, dolores de cabeza, manchas en el rostro, lesiones en la boca, problemas neurológicos, entre otros. Ademas la ingestión de vanadio puede reducir el nivel de glóbulos rojos en la sangre, aumentando de esa manera la presión sanguínea. No olvidar que este elemento tambien es considerado altamente carcinógeno.

Diagnóstico
Para verificar la presencia de vanadio en el organismo humano, se realiza un análisis de laboratorio de una muestra de sangre o de orina, donde se podrá determinar la presencia de este elemento. Por otro lado tambien se puede optar por aplicar el método de determinación de cistina en las uñas.

Prevención 
El mejor método de prevención es eliminar las fuentes de emisión de este elemento, y de persistir este riesgo, es preferible evitar la exposición, haciendo uso de respiradores faciales, con filtros que impidan que el vanadio ingrese al organismo. De detectarse un alto indice de presencia de este elemento en la sangre, es preferible que el trabajador cambie de actividad definitivamente.

Ademas se debe tener cuidado ya que el vanadio es un componente del humo de tabaco, por lo que se debe evitar fumar en espacios cerrados, como en el interior de una casa, ambiente público o un automóvil, ya que de otra manera estaríamos exponiendo tambien a otras personas que se encuentren alrededor nuestro.

0 comentarios:

Publicar un comentario