Ads 468x60px

Intoxicación por Cadmio

Cuando se habla del Cadmio podemos decir que se trata de un metal pesado, que se encuentra presente en la corteza terrestre como cloruro de cadmioóxido de cadmio y como sulfuro de cadmio, que se encuentra presente en todo tipo de terrenos, rocas, incluso también este metal esta presente en minerales de carbón y ciertos abonos de origen mineral. Inndustrialmente este metal se encuentra presente en distintos productos como pilas o baterías, tubos de PVC, pigmentos, entre otros.

El cadmio en la naturaleza no se encuentra en las concentraciones suficientes como para que se realice una actividad minera extractiva específica para este metal, por lo que generalmente se le extrae como un producto secundario, producto de la fundición y refinación del Zinc, recuperándose en promedio unos 3 kg de Cadmio por tonelada de Zinc procesado. 

Precisamente por ser un metal pesado, el cadmio es considerado un mineral con un alto grado de toxicidad, motivo por el cual se encuentra sujeto o regulado por estrictas medidas especificadas en las distintas legislaciones que tratan sobre temas ambientales y sobre aspectos relacionados con la salud humana. Uno de los medios donde se produce una contaminación por Cadmio, es vía acuática, cuando los peces son contaminados por medio de dos formas, una por la ingestión directa, y la otra por la introducción de los restos de este mineral en las agallas. esto generalmente se produce en sitios donde se produce la descarga de efluentes mineros en el mar.

De esta manera el Cadmio intoxica literalmente el organismo de los peces, acumulándose sistemáticamente en su organismo, principalmente en el hígado, los riñones y en el tracto gastrointestinal, produciendo problemas en las agallas y riñones, con una deficiente mineralización de los huesos, lo que al final provoca una deficiencia que provoca anemia acompañada de un crecimiento retardado. Las rutas de ingreso al organismo humano son por ingesta y por inhalación.

La Ingesta se da principalmente por consumir líquidos contaminados líquidos, ya sea por causa de cañerías que tienen presencia de cadmio en sus soldaduras o por el agua que previamente fue contaminada por fábricas que expulsan sus efluentes industriales a los ríos, en especial aquellas plantas que realizan el acabado de metales, la manufactura de pigmentos, baterías, estabilizadores plásticos, plaguicidas, así como el desarrollo de procesos de electrodeposición, sin dejar de lado el uso fosfatos con alto contenido de cadmio como fertilizante en el rubro agrícola.

Por otro lado también se puede ingerir cadmio mediante el consumo de alimentos contaminados, es decir podría tratarse de vegetales regados con agua contaminada, o animales que bebieron o que viven en aguas contaminadas, como es el caso de los peces, crustáceos, moluscos, que llegan a ingerir plancton con cadmio, y lo van acumulando en su organismo. Incluso cuando una madre esta dando de lactar, si es que ella presenta concentraciones de cadmio en su organismo, puede trasmitirle a su bebe, recordando que el porcentaje de absorción del cadmio ingerido es del 6% al 10%.

La Inhalación se da cuando los trabajadores se encuentran expuestos al respirar el aire contaminado en el ambiente de fábricas de baterías, soldaduras de metales, resaltando que el el humo del cigarro perjudica también, ya que puede duplicar la ingesta diaria de cadmio. También resulta peligroso respirar el aire contaminado que se produce cuando se queman combustibles fósiles o desechos municipales, donde el porcentaje de absorción del cadmio inhalado es del 30% al 50 %.

Recordar que una vez que el cadmio ingresa al organismo, este entra al torrente sanguíneo mediante un proceso de absorción que se da en el estómago o en los intestinos, donde llegan a atravesar la mucosa intestinal para así llegar al sistema circulatorio, luego de ingerir la comida o agua contaminada, y una vez allí se deposita principalmente en el hígado y los riñones, donde se acumula entre el 40% y 80% del cadmio presente en el organismo. Asimismo también se da un proceso de absorción en los pulmones luego de exponerse a este mineral a través de la inhalación, lo que podría provocar una seria necrosis del epitelio pulmonar.

De esta manera los humanos también pueden encontrarse expuestos a sufrir una intoxicacion por Cadmio, el cual puede ingresar a nuestro organismo ya sea por ingestión o inhalación, lo cual puede provocar distintos cuadros de intoxicación por este mineral, entre los cuales se destaca:

Nivel Agudo, que básicamente provoca una fuerte fiebre a causa de los vapores del metal, luego de una exposición severa, manifestándose ademas ciertos síntomas que harían pensar que se trata de una gripe, sin embargo después de 24 horas de la exposición, puede desarrollarse un edema pulmonar de nivel agudo, el cual alcanza su máximo nivel en al menos 3 días, lo que podría provocar la muerte por asfixia, y de no ser así hay muchas posibilidades de que el paciente se recupere.

Nivel Crónico, que constituye un nivel más serio de una intoxicación por cadmio, siendo uno de los efectos mas letales el cáncer. Básicamente los efectos crónicos se manifiestan en el daño a los riñones, pudiendo también ocasionar enfisemas pulmonares, anemia, decoloración en dientes y cierto tipo de enfermedades en los huesos como la osteoporosis, y son precisamente estos problemas óseos los que se vienen observando en Japón, donde se produjo una extraña enfermedad a la que llamaron itai-itai, la cual se produjo por consumir arroz contaminado con cadmio, debido a que el agua de riego estaba contaminada. 

Diagnóstico de la enfermedad
Para realizar un diagnóstico de una intoxicación por Cadmio, se realiza generalmente un proteinograma así como distintas pruebas que evalúan la función renal, para demostrar la disminución del nivel de concentración y acidificación. Asimismo resulta útil realizar un seguimiento a los alimentos que fueron ingeridos y al agua, con el fin de determinar la presencia de Cadmio en dichas muestras, lo cual se realiza mediante el método de Espectrofotometría de Absorción Atómica.

Tratamiento
Para el caso de una intoxicación aguda, en un paciente que no presenta síntomas, se realiza un proceso de descontaminación inmediata, a través de un lavado gástrico, mientras que en un paciente que presenta los síntomas característicos, se realiza la reposición hidroelectrolítica, mediante la administración de un antídoto específico.

En el caso de una intoxicación crónica se administra el antídoto específico, que generalmente es el EDTA Ca (etilén-diamino-tetraacético-cálcico) mediante una dosis de 30 a 50 mg/kg/día que se debe administrar en una solución de dextrosa al 5%, vía intravenosa lenta es decir la administración debe durar alrededor de 5 horas por un periodo de 5 días. Este elemento posee un amplio poder para quelar metales, por lo que es usado también en el tratamiento de intoxicaciones por plomo, mercurio, cadmio, entre otros. Considerar que el uso de dosis altas puede provocar nefrotoxicidad tubular y glomerular.

por otro lado para contrarrestar los procesos oxidativos del cadmio, se debe ingerir una adecuada dosis de antioxidantes para contrarrestar los efectos que pueden producir los radicales libres formados, para tratar de neutralizar este metal. La presencia de las vitaminas C y D resulta esencial para disminuir la toxicidad del Cadmio.

0 comentarios:

Publicar un comentario