Ads 468x60px

Arsenicismo

Se denomina Arsenicismo a la enfermedad que es producida por el arsénico y que ademas es considerada como una enfermedad profesional u ocupacional siempre y cuando se adquiera en el lugar de trabajo. Señalar también que este elemento resulta muy peligroso por ser considerado un metal pesado, y puede ser causante de un envenenamiento o cuadro de intoxicación muy delicado para el paciente.

Químicamente el arsénico es un metaloide de naturaleza muy tóxica que se encuentra distribuido en la corteza terrestre en buena cantidad, ya que ocupa el vigésimo lugar entre los elementos más abundantes en el planeta. Por tanto el arsénico es parte constituyente de ciertas rocas y minerales como la arsenopirita y minerales de sulfuro. Este elemento puede llegar a las aguas mediante un proceso de erosión, desintegración y posterior disolución de las rocas que contienen este elemento, formando finalmente sales inorgánicas de arsenito y arsenato, siendo muy tóxicos, en especial la sal de arsenito

Ademas señalar que cuando se habla del arsénico, se trata de una sustancia de un tono plateado brillante, con aspecto metálico, el cual al quemarse en presencia de oxigeno, llega a generar un humo blanco tóxico, ya que en su composición se encuentra la presencia del trióxido de arsénico. De forma natural, este elemento se encuentra presente en aguas subterráneas y superficiales.

El uso de este elemento generalmente es en aleaciones, ya que con la presencia de este metal se puede aumentar la dureza y resistencia al calor de ciertos materiales, como es el caso de la fabricación de placas de baterías y municiones, para lo que se usa la aleación con plomo. Pero también el arsénico se suele usar en la fabricación de ciertos pesticidas, entre ellos insecticidas,  herbicidas, defoliantes, así como también en la fabricación de vidrio e instrumentos electrónicos. Asimismo tiene utilidad en la industria del cuero, cerámicos, procesos de galvanizado, entre otras aplicaciones a nivel industrial.

Sintomatología
Resaltar que cuando se produce un envenenamiento por compuestos de arsénico, básicamente se manifiesta por la presencia de trastornos en el aparato digestivo, que por sus características dan la apariencia de un cuadro de cólera a nivel crónico.

Es por eso que cuando se produce una intoxicación aguda se produce vómitos, diarrea acompañado de signos de daño al hígado, dermatitis, rinitis, disnea, calambres musculares, entre otros. Por su lado cuando se produce una intoxicación crónica se suele presentar cuadros de insuficiencia circulatoria, así como alteraciones y trastornos del ritmo cardíaco, cuadros de encefalopatía y problemas con la coagulación, pudiendo llegar también a la ulceración y perforación del tabique nasal del paciente, con un alto riesgo de adquirir un cáncer en los bronquios y en la piel. 

Ademas la presencia del arsénico en el organismo llega a producir inicialmente un cuadro de hiperhidrosis palmoplantar, que no es otra cosa que un incremento en la transpiración de las manos y los pies, lo cual puede ocasionar la formación de grietas en la piel de las palmas de la mano y plantas de los pies. Sin embargo una de las consecuencias mas delicadas de un cuadro de arsenicismo crónico es la aparición y consecuente aumento de tumores cutáneos.

Diagnóstico
Para realizar un diagnóstico clínico de manera temprana sobre una probable intoxicación por arsénico es muy complicado, sin embargo se suelen realizar ciertas pruebas de laboratorio en casos que haya existido una exposición reciente, siendo una de las mas comunes la excreción urinaria de arsénico. Aun así el diagnostico resulta difícil ya que tanto la intoxicación aguda como la crónica se manifiestan a través de una serie de síntomas, los cuales básicamente dependen de la dosis del elemento, la forma química del arsénico, el modo de exposición y el tiempo que duro esta.

También resulta importante que el paciente brinde toda la información necesaria, sin omitir ningún detalle, ya que para confirmar un diagnóstico real, se requiere integrar los tanto los resultados de laboratorio con los hallazgos clínicos. Por tal motivo el médico ademas de realizar de manera inmediata las pruebas de laboratorio, debe interrogar al paciente sobre la verdadera fuente de exposición, monitoreando periódicamente al paciente.

De esta manera resulta fundamental realizar el análisis respectivo a una muestra de orina, ya que los niveles de este elemento en la orina tienden a disminuir rápidamente durante las siguientes 24 a 48 horas después de una exposición aguda. Sin embargo existen otras pruebas complementarias para marcadores biológicos de exposición, como: ElectrocardiogramaPlaca de rayos X de tórax y abdomenBiometría hemática, Enzimas hepáticasNitrógeno, Urea y Creatinina

Prevención
Para prevenir el desarrollo de esta enfermedad de manera efectiva, se debe tratar de mantener la exposición muy por debajo de los límites aceptados, realizando un monitoreo periódico a lss fuentes de agua, para descartar la presencia de arsénico en esta.

Asimismo es importante proporcionar a los trabajadores una indumentaria de protección adecuada, botas de protección y de ser necesario si existe algún tipo de riesgo a exponerse a ambientes donde haya presencia de arsénico en suspensión, que sobrepase los limites máximos permitidos para este elemento, se debe optar por el uso de equipos de protección respiratoria.

También se debe evitar fumar, comer o beber en el lugar de trabajo, ya que estos son factores de riesgo que podrían contribuir a desarrollar una intoxicación por arsénico. Ademas se debe evitar que el personal que tenga enfermedades cardiovasculares, antecedentes de diabetes, trastornos alérgicos o cutáneos así como lesiones hepáticas o renales. no deberían realizar trabajos donde existe la presencia de arsénico. Asimismo se recomienda que mujeres en edad fértil no realicen este tipo de trabajos.

0 comentarios:

Publicar un comentario