Ads 468x60px

Dermatitis Ocupacional

Cuando se habla de dermatitis ocupacional básicamente se refiere a la inflamación que sufre la piel a causa del entorno laboral, es decir por el contacto que puede sufrir alguna parte de la piel con una sustancia que resulta perjudicial para la misma, ya que provoca una afección cutánea que puede manifestarse en ciertos síntomas que básicamente consiste en el enrojecimiento progresivo y la irritación de la piel, que ademas podría provocar cierta inflamación, que también puede provocar la aparición de ampollas, las cuales al romperse pueden ocasionar infecciones en la piel.

De esta manera se podría decir que el contacto con algunas sustancias podría provocar algún tipo de dermatitis, que podría producir una especie de verrugas, que incluso podrían convertirse en cancerígenos. Si bien es cierto la dermatitis no es contagiosa, sin embargo sino se recibe un tratamiento adecuado podría extenderse a otras partes del cuerpo, por lo cual resulta fundamental aplicar un tratamiento específico en una fase temprana de su desarrollo.

Es por eso que la única manera de reducir el riesgo de padecer dermatitis ocupacional, es tratar de minimizar el contacto con estos agentes perjudiciales, para lo cual existen programas  de seguridad que incluye el uso de protectores para las partes de la piel expuestas.

Asimismo por la modalidad se puede decir que la dermatitis es una enfermedad que suele afectar generalmente a las manos, debido a la exposición de estas a cierto tipo de sustancias químicas que pueden ser de naturaleza irritante o alérgica, sin embargo existen también cierto tipo de microorganismos como hongos y parásitos que pueden provocar este tipo de afecciones, pero también se puede manifestar debido a la influencia de ciertos factores ambientales como el calor, el frío, el polvo o una sobre exposición al sol. Es bueno señalar que a pesar de conocer las probables causas de esta enfermedad, su nivel de incidencia varia de acuerdo al tipo de actividad que se realiza en un área especifica de trabajo.

Por su naturaleza se reconocen ciertos cuadros de dermatitis como:
Dermatitis irritativa simple, que se caracteriza por la presencia de piel roja y vesiculación, que consiste en un cuadro de respuesta irritativa de forma espontanea al contacto, pero no es especifica a una determinada sustancia. Suele pasar cuando se tiene contacto directo con un detergente, jabón u otra sustancia manipulada. 

Dermatitis irritativa crónica, que se caracteriza porque además del eritema, presenta picazón, descamación y cierta fisuración, debido mas que nada a que el agente causante de esta afección persiste en el tiempo, por lo que provoca estas lesiones.

Dermatitis alérgica, que se caracteriza por ser un tipo de respuesta de la piel a un agente específico, como por ejemplo cuando se produce una reacción alérgica de la piel al látex.

Causas de la Dermatitis Ocupacional
Como ya se menciono la dermatitis ocupacional se manifiesta cuando la estructura de la piel se ve dañada directamente por el contacto con una sustancia perjudicial o cuando los mecanismos de protección de la misma sufren cierto desequilibrio debido a la influencia de ciertos agentes externos dentro del entorno laboral, como sustancias irritantes, sensibilizadores, abrasión de la piel, entre otros.

Todas aquellas sustancias irritantes, tendrán cierto efecto a cualquier tipo de piel, ya sea una piel saludable o una que ya esté dañada, pero lo concreto es que a través de un tratamiento médico adecuado y ademas reduciendo o eliminando el contacto con estos agentes, se puede evitar de manera eficaz este tipo de afecciones se sigan manifestando, sin embargo cuando la exposición a los irritantes fué de manera prolongada se podría provocar cierto tipo de daños en la piel que perduren a largo plazo.

Algunas sustancias que pueden provocar dermatitis irritante son ciertos productos químicos como ácidos, álcalis, agentes oxidantes o reductores, detergentes, solventes, aceites minerales, sensibilizadores, entre otros.

Recordar que los agentes perjudiciales, no afectan por igual a todas las personas que sufren una exposición. Ademas la dermatitis no aparece al primer contacto con la sustancia irritante, sino muchas veces se manifiesta mucho tiempo después del contacto con dicha sustancia, y una vez manifestada la afección, esta podría durar tiempos prolongados de tiempo, incluso años. Asimismo las personas afectadas podrían volverse altamente sensibles, es decir convertirse en alérgicos a la sustancia que los afecto.

Como ya se dijo no solo la dermatitis se produce a causa de ciertas sustancias, sino también por factores del entorno de trabajo como la temperatura, la humedad y el viento son factores que pueden provocar ciertos efectos que podrían reducir la capacidad natural que la piel tiene para protegerse. Ademas existen otros productos que dañan la piel por sus propiedades abrasivas como la arena, el cemento o el yeso, los cuales tienen la capacidad de arañar o dañar la piel, dejándola mucho mas vulnerable a los efectos producidos por el contacto con sustancias irritantes o sensibilizadores.

Prevención de la Dermatitis Ocupacional
Básicamente la prevención consiste en tratar de evitar el contacto con sustancias químicas, y ademas se debe tener siempre el habito de realizar un adecuado aseo de las manos y aquellas zonas del cuerpo que pudieron estar expuestas con sustancias irritantes, para lo cual se debe usar jabones suaves en base a glicerina, y si ya se manifestaron algunos síntomas utilizar cremas restauradoras medicadas por un especialista.

Ademas se debe fomentar el uso de guantes especiales cuando se manipula cualquier tipo de producto químico, ya que resulta mucho más sencillo prevenir la dermatitis que curarla, no olvidando que para un sistema de prevención efectivo se requiere de un estudio que permita identificar los riesgos que existen para la piel en el centro laboral, y luego se debe implementar las medidas preventivas, con el apoyo de todos los niveles jerárgicos de una compañía. Lo importante es que de ser necesario se deberá cambiar los procesos, hábitos del personal y dotar de equipos de protección personal a todo aquel trabajador que tenga cierto grado de exposición a cualquier tipo de sustancia que podría provocarle una irritación.

0 comentarios:

Publicar un comentario