Ads 468x60px

La Beriliosis

Cuando se habla de la beriliosis, nos referimos básicamente a una enfermedad que afecta principalmente a los pulmones, la misma que por su naturaleza es considerada como una enfermedad profesional u ocupacional, que afecta generalmente a las personas que loboran con el berilio, las cuales ademas presentan cierta sensibilidad alérgica a este mineral, lo cual crea las condiciones para desencadenar en una beriliosis de nivel agudo o crónico. 

Se debe señalar que el berilio es un elemento metálico, el cual se encuentra en la naturaleza en las rocas, el carbón y el polvo volcánico, que ademas se suele utilizar en cierto tipo de industrias, lo cual muchas veces resulta peligroso cuando el trabajador se expone a este elemento, ya que produce la temida enfermedad, conocida como beriliosis, que se llega a producir por la aspiración del polvo o ciertos vapores que contienen berilio. produciendo asi una severa inflamación en los pulmones de la victima

Recordar que hace un tiempo atrás el berilio se solía extraer de manera masiva de minas, para ser empleado posteriormente en la industria química y electrónica, siendo utilizada en la fabricación de varios productos como lámparas fluorescentes. Posteriormente con el desarrollo de la tecnología, este mineral se destinó a la industria aeroespacial. Muchos de los trabajadores que laboraron en estas industrias desarrollaron con el transcurso del tiempo la temida beriliosis.

Como se menciono, la beriliosis al parecer se manifiesta solamente en los trabajadores que son sensibles al berilio, dado que del total de personal que trabajan en este tipo de industria, solo el 2% serian alérgicos, quienes al ser vulnerables, tan solo les basta una breve exposición al berilio para desarrollar esta enfermedad, cuyos síntomas tardan en aparecer de un lapso de 10 a 20 años.

Sintomatología y diagnóstico
Hay que destacar también que la beriliosis en ciertos pacientes suele manifestarse de manera imprevista, provocando una beriliosis aguda, la cual se caracteriza por provocar una inflamación del tejido pulmonar, a lo que se le conoce como neumonitis. Asimismo los síntomas de pacientes con beriliosis aguda suelen presentar cuadros de tos intensa, acompañado de una dificultad para respirar, que además podría producir una pérdida de peso, así como daños a la piel y ojos.

Por otro lado también se puede manifestar en otros trabajadoras la beriliosis crónica, que básicamente consiste en la formación de una especie de tejido anormal en los pulmones, y además produce un incremento inusual en el tamaño de los ganglios linfáticos. En este caso el paciente experimenta de manera gradual la presencia de tos, así como la dificultad para respirar y pérdida de peso.

Cuando se trata de emitir un diagnóstico se debe considerar la historia al detalle de la exposición que ha tenido previamente el paciente al berilio, asimismo se debe considerar las alteraciones características que se lleguen a observar en la radiografía de tórax. Es común que el diagnostico cree confusiones ya que las radiografías de beriliosis tienen mucho parecido a las de otro tipo de enfermedades pulmonares, por lo que a veces es necesario realizar otro tipo de pruebas inmunológicas complementarias.

Tratamiento
Si en caso se presenta un caso de beriliosis aguda, la salud del paciente se vería muy comprometida, ya que correría un riesgo mortal, pero generalmente los afectados suelen restablecerse, a pesar de encontrarse muy enfermos al principio, debido a la rigidez que se presenta en los pulmones, lo que llega a alterar las funciones básicas de estos. Ante este cuadro se puede optar por recurrir a una respiración asistida y los corticosteroides, lo cual provocará que el paciente se recupere luego de un periodo de 7 a 10 días, sin dejar efectos residuales o secundarios.

Por otro lado si se llega apresentar un cuadro de beriliosis crónica en los pulmones, podría verse comprometido el corazón, ya que este puede estar sometido a un esfuerzo excesivo, lo cual podría ocasionar una insuficiencia cardíaca e incluso la muerte. Para este caso se suelen prescribir los corticosteroides, sin embargo muchas veces no contrarrestan el desarrollo de esta enfermedad.

Cuando se busca determinar la presencia de beriliosis en un paciente, se realizan ciertas pruebas clínicas como la radiografía de tórax, pruebas funcionales respiratorias, con lo cual se puede determinar la capacidad de respirar del paciente, asimismo se realiza la prueba de la proliferación de linfocitos contra berilio, examen que básicamente consiste en el análisis de sangre, para determinar la sensibilidad alérgica al berilio. También suele realizarse otro examen como la biopsia del pulmón, donde se llega a analizar el estado del tejido de los pulmones, haciendo uso de un broncoscopio, con el cual se llega a extraer una muestra de los pulmones. 

Señalar que los síntomas de beriliosis crónica no son inmediatos, por lo que podrían recién manifestarse o aparecer después de varios años luego de la exposición. es por este motivo que se recomienda que las potenciales victimas que hayan estado expuestos al berilio, se realicen periodicamente los exámenes respectivos, incluso si hay ausencia de los típicos síntomas.

Es probable que la medida más importante para el control de esta afeccion sea evitar los periodos de exposición a este elemento, sin embargo cuando esta se manifiesta, en el caso de la beriliosis aguda, se suele administrar para su tratamiento corticosteroides como la prednisona, cuya función principal es la de reducir la inflamación pulmonar, logrando que los pacientes lleguen a recuperarse por completo, sin embargo para el caso de la la beriliosis crónica, los corticoesteroides muchas veces no llegan a revertir el proceso de la cicatrización que se produce en los pulmones.

Prevención de esta enfermedad
Sin duda alguna, la mejor medida para evitar esta enfermedad es evitar o limitar la exposición de los trabajadores al berilio, para lo cual se debe asegurar que exista una buena ventilación en el centro laboral, en especial si en el ambiente hay polvo o gases de berilio, en cuyo caso es también recomendable usar una mascara o un respirador que evite la inhalación de estos polvos de berilio, recomendándose también comer o beber en áreas donde no se usa el berilio, y este no esta presente en el aire ambiental, siendo también indispensable aplicar buenos hábitos de higiene.

0 comentarios:

Publicar un comentario