Ads 468x60px

La Silicosis

La silicosis básicamente se trata de una enfermedad profesional u ocupacional de naturaleza incapacitante, que por sus características ejerce un efecto doble fibrósico - cardiovascular, que por sus consecuencias es irreversible, convirtiéndose así en una de las enfermedades ocupacionales mas conocidas del ámbito laboral, que actualmente afecta a millones de trabajadores en todo el mundo.

En principio esta enfermedad se debe a la exposición de un trabajador a un ambiente con la presencia de polvo con un elevado contenido de sílice, lo cual sin embargo puede ser prevenido, por lo que importantes entidades mundiales como la Organización Internacional del Trabajo OIT y la Organización Mundial de la Salud OMS, a través de su comité de trabajo y salud, iniciaron una campaña mundial en 1995 cuyo objetivo principal es erradicar de manera definitiva la presencia de la silicosis para el año 2030. 

Por datos históricos, esta enfermedad es considerada una de las enfermedades ocupacionales mas antiguas que se conocen, ya que en el siglo XVI se reportaron a unos mineros como las primeras victimas fatales de silicosis, y desde entonces se le consideró como la Neumoconiosis más conocida en el ámbito laboral, que posteriormente se convirtió en una enfermedad grave, debido a sus altos indices de mortalidad, que consiste mas claramente en una fibrósis pulmonar que es causada por la inhalación de polvo que contiene un alto nivel de sílice.

Existen algunos factores que influyen directamente sobre el nivel de gravedad del daño provocado a causa de esta enfermedad, como el tamaño de las partículas inhaladas, el tipo de sílice inhalada y la dosis acumulada durante los periodos de exposición. Por tanto la Silicosis implica el desarrollo de una una fibrósis nodular en los pulmones, que produce una clara dificultad para respirar, que como ya se dijo es provocado por inhalar compuestos químicos o polvo con alto contenido de sílice cristalina, lo cual también puede ocasionar la muerte. Básicamente este tipo de exposición se presenta en  el desarrollo de ciertas actividades como la minería, la metalurgia, la industria de productos químicos, cerámicas, pinturas, incluyendo también las industrias de la construcción y fabricación de ciertos elementos como tuberías,  termoaislantes entre otros.

De esta manera la enfermedad se manifiesta cuando la persona se encuentra expuesta a polvos provocados por el desarrollo de ciertas actividades, propias de los rubros ya mencionados, como perforar, cortar, triturar o también cuando se efectúa la limpieza de ciertos materiales con medios abrasivos, lo cual llega a generar un polvo fino que contiene sílice. No olvidar que las partículas de sílice también pueden estar presentes en la tierra, el aire, en las ripias, e incluso podrían estar presentes en el aire ambiental que respiramos, lo cual implica un riesgo de que estas ingresen y queden atrapadas en los pulmones.

Asimismo hay que considerar que las partículas y fibras más pequeñas, que midan menos de 5 micras resultan más peligrosas, ya que con esas dimensiones pueden ingresar fácilmente a los bronquios, provocando así un cuadro de Silicosis, que con el tiempo y con una carga acumulada de este tipo de partículas, dificultaran cada vez mas la respiración en el paciente, ya que la sílice provoca la ruptura de los lisosomas, los cuales portar enzimas responsables de la degradación, provocando que dichas enzimas se depositen en los pulmones, causándoles un daño irreversible. 

Tipos de silicosis
De acuerdo a sus características con que se manifiesta esta enfermedad, encontramos a 3 tipos de silicosis:

Silicosis crónica, que se manifiesta luego de 10 años de contacto directo con niveles bajos de sílice cristalina, lo cual resulta muy común en trabajadores mineros
Silicosis acelerada, que se debe al contacto directo con niveles más altos de la sílice cristalina y cuyos efectos se suelen manifestar luego de 5 a 15 años después de haber estado expuestos.
Silicosis aguda, que es el tipo mas grave de esta enfermedad, ya que se manifiesta luego de tan solo semanas o meses de haber estado expuestos a niveles muy altos de sílice cristalina. En este nivel de Silicosis, los pulmones ademas de inflamarse, corren el riesgo de llenarse de líquido, que provoca claramente dificultades respiratorias, que puede generar una deficiencia de oxígeno en la sangre del paciente.

Esta enfermedad presenta síntomas característicos, los cuales podrian ser indetectables en el caso de tratarse de una silicosis crónica, ya que casi siempre se llega a detectar la presencia de esta enfermedad, después de 15 a 20 años de la exposición, que es donde mas visible se hacen sus síntomas, ya que provoca dificultades al momento de respirar, acompañado de tos intensa y sensación de debilidad corporal generalizada.

Es así como la sílice debilita el organismo afectando principalmente los pulmones, sin embargo puede ocasionar otras enfermedades como la tuberculosis, que se caracteriza por la presencia de fiebre intensa, sudoración excesiva, dolor en el pecho, dificultad respiratoria y perdida de peso, entre otros síntomas que podrían complicar el cuadro clínico, poniendo en riesgo la vida del paciente.

Prevención de la Silicosis
Como ya se mencionó en la actualidad la Silicosis se puede prevenir, existiendo para lo cual varias medidas que tanto empleadores y trabajadores deben cumplir a fin de evitar la silicosis. Entre las principales medidas podemos mencionar:
  • Se debería hacer uso cuando se requiera, de ciertos materiales que trabajan bajo el principio del chorreo abrasivo, los cuales resultan menos peligrosos que aquellos que en su composición llevan sílice cristalina.
  • Se debería controlar de manera efectiva la exposición prolongada al polvo que contiene sílice, tratando también de reducir el nivel del polvo generado en los lugares de trabajo.
  • Se debe implementar sistemas de controles de carácter técnico, es decir se debe considerar la instalación de sistemas de ventilación específicos, que contribuya al escape de aire contaminado con sílice, tratando de llevar un buen plan de limpieza, haciendo uso de máquinas de limpieza a chorro, para impedir que el polvo contaminado fugue al ambiente
  • Se debe capacitar y entrenar adecuadamente al personal, acerca de los efectos fatales a la salud del polvo de sílice.
  • Se debe usar de manera obligatoria mascaras especificas de respiración, diseñadas precisamente para proteger del polvo, especialmente durante el desarrollo de actividades que involucre la presencia de altas concentraciones de sílice, como las actividades con abrasivos, refinamiento con moladoras, entre otras.
  • Se debe utilizar aspiradoras que cuenten con filtros de aire particulado que tenga una alta eficacia de retención, siendo recomendable humedecer las áreas de trabajo antes de barrer o limpiar, para evitar así levantar polvo.
  • Se debe establecer procedimientos aplicables a cierto tipo de actividades como realizar el transporte, vaciado, llenado de sacos y contenedores, donde se busque principalmente reducir la exposición al polvo generado.
  • Se debe mantener buenos hábitos de higiene industrial, realizando un adecuado aseo y usando indumentaria limpia.
  • Se debe determinar un tiempo de ventilación prudente, antes de proceder a iniciar actividades dentro de un lugar donde previamente se generó polvo.

0 comentarios:

Publicar un comentario