Ads 468x60px

Hipoacusia

Cuando se habla de Hipoacusia, se trata de una de las enfermedades profesionales u ocupacionales mas extendidas en el ámbito industrial, ya que suele afectar principalmente a los trabajadores que se encuentran expuestos a fuentes de ruido de manera repetida, lo que ocasiona el desarrollo de cuadros de hipoacusia progresiva, conforme vayan transcurriendo los años. Básicamente esta pérdida de la audición se inicia en el aspecto extra conversacional, lo que impide que sea percibida por el paciente, ya que generalmente el único síntoma que se presenta en un inicio es el acúfeno, que no es mas que un pequeño zumbido o pitido que suele escuchar el paciente, usualmente finalizando su jornada laboral.

Con el paso del tiempo se produce una pérdida de la capacidad de entender claramente el lenguaje durante las conversaciones, sobre todo en ambientes con bastante ruido, lo que indica claramente que el paciente viene sufriendo un cuadro de hipoacusia, lo cual seguirá avanzando y perjudicando el oído si la exposición a las fuentes de ruido no se detiene, pudiendo presentarse luego la distorsión de los sonidos con sensaciones de inestabilidad, lo cual suele provocar vértigo y eventos neurovegetativos en el paciente. Debido a que esta enfermedad no tiene un tratamiento, es preferible evitar su aparición o la evolución de esta.

Es así como la Hipoacusia inducida por el ruido - HIR es un problema muy delicado, ya que en el transcurso del tiempo ha tenido un alarmante incremento, ya que por sus características, aumenta conforme avanza el desarrollo industrial, debido a que las plantas industriales suele emplear equipos que producen ruidos de alta intensidad, ocasionando inicialmente trastornos que impiden una comunicación oral de manera normal entre los trabajadores, a lo cual se le denomina con el termino de socioacusia.

Es importante considerar que entre los factores que provocan una hipoacusia en el medio laboral. no solo están los que están relacionados con la exposición a niveles altos de ruido, sino también aquellos que se producen a causa de distintos productos tóxicos como el tolueno, arsénico, anhídrido carbónico, entre otros. Incluso se debe considerar los pacientes que enfermaron en ambientes militares, donde existe la emisión de ruido  por el uso de material militar.

Por eso se dice que la Hipoacusia inducida por el ruido es la enfermedad que provoca una disminución sustancial de la capacidad auditiva ya sea en uno o ambos oídos, lo cual suele ocurrir parcial o totalmente, que ademas puede ser permanente y acumulativa, provocado por la exposición a altos niveles de ruido en el ambiente laboral, lo que puede resultar peligroso, independientemente si el ruido es continuo o intermitente, y ademas tenga una intensidad mayor a los 85 dB, y ademas los riesgos aumentan cuando la exposición es por periodos considerables, lo que conlleva a producir hipoacusias sensorioneurales, las cuales son de caracter irreversible, pero si pueden ser prevenidas.

Diagnóstico de la hipoacusia por ruido HIR
Para detectar la presencia de esta enfermedad, el principal síntoma es la variación en el umbral auditivo, debido a que generalmente el oído sometido a un ruido intenso suele fatigarse y sufre el incremento de este umbral, el que debería recuperarse después de 12 a 16 horas, y los cambios que se producen luego de este periodo sin exposición. se consideran permanentes e irreversibles en el paciente.

Para evaluar los niveles críticos de perdida de audición, se puede decir que los cambios mas notorios se suelen detectar a los 4000 Hz, pudiendo también encontrarse un valor máximo en el rango comprendido entre los 3000 Hz. y 6000 Hz. Asimismo si el estímulo no se detiene, el efecto se hace manifiesta con mas claridad en las frecuencias más bajas, por lo que resulta vital para el paciente, someterse a los exámenes respectivos para poder diagnosticarse esta enfermedad, para así determinar el tratamiento mas adecuado.

Recordar que existen varias pruebas que ayudaran a determinar la presencia de esta enfermedad, entre ellas tenemos la Audiometría tonal liminar, que tiene la capacidad de medir el grado de la pérdida auditiva en el paciente, para lo cual en primer lugar obtiene los umbrales respectivos para los sonidos limpios que tienen una frecuencia variable, lo que se representa en un audiograma, donde se muestra como dato principal el nivel del umbral de audición del paciente en función de la frecuencia (Hz) y la intensidad del sonido(dB). Por eso se dice que prueba de audiometría no se limita a determinar los umbrales de audición, sino que además a partir de dichos datos, elabora los planes de prevención, realiza el diagnóstico y monitorea la evolución de las pérdidas auditivas.
.
Factores influyentes en una lesión auditiva
Los factores mas resaltantes que influyen directamente en la evolución de una lesión en el oído, básicamente se considera a la Intensidad del ruido, que tiene como limite ruidos menores a 80 dB, considerando una exposición no mayor de 40 horas a la semana, a un ruido constante. Si en caso se excede este limite el daño auditivo se manifiesta y aumenta siempre y cuando la intensidad también aumente, pero a pesar de esto también es posible causar un daño auditivo mediante ruidos situados por debajo de los niveles de ruido considerados críticos.

También influye en la gravedad de una lesión auditiva, la frecuencia del ruido, ya que las células ciliadas que resultan más susceptibles se encuentran en el rango de frecuencias entre 3000 Hz y 6000 Hz, donde la lesión que se produce en la banda de 4000 Hz se constituye como la primera señal en la mayoría de casos, sin embargo de acuerdo a estudios específicos, existe cierta relación entre la lesión a cierta frecuencia y la presencia de ruido a un nivel de banda inmediatamente inferior. Es decir podría darse el caso de que un escotoma a 4000 Hz se relacione con exposición que fluctúen en la banda de octava de los 2000 Hz.

Asimismo existe otro factor a considerarse por su trascendencia, siendo este el tiempo de exposición, debido a que la gravedad de una lesión auditiva, sigue una función de crecimiento exponencial respecto al tiempo, ya que se debe tener en cuenta que si el daño es grave, los efectos posteriores suelen continuar luego de la exposición. 

No se debe olvidar que otro factor determinante en la gravedad de las lesiones al oído, es la naturaleza del ruido, ya que si bien es cierto que las exposiciones a ruidos de forma intermitente, resulta menos grave, es lógico también que para evitar lesiones de este tipo, se debe adoptar medidas preventivas que permitan disminuir el tiempo de exposición al ruido. Sin embargo hay que tener siempre en cuenta que a la misma intensidad, los ruidos de naturaleza permanente, podrían ser menos letales que los ruidos intermitentes, debido a que el cambio brusco activa el sistema defensivo muscular del oído, donde el oído medio realiza la amortiguación respectiva.

Prevención de la Hipoacusia
La mejor manera de prevenir esta enfermedad  es investigando sobre los antecedentes laborales del personal, para lo cual puede realizarse también una exploración otoscópica, así como realizar de manera periódica la medición del nivel auditivo de cada uno de los trabajador, mediante audiometrías pre laborales, a partir de las cuales se podrá verificar el correcto funcionamiento del oído, descartando cualquier lesión previa, para de esa manera establecer las medidas apropiadas, que permitan prevenir las lesiones auditivas, en especial de los trabajadores que van a laborar expuestos a ambientes con niveles de ruido considerables.

Es importante también desarrollar audiometrías periódicas a los trabajadores afectados, para tener una visión muy clara sobre la evolución de la hipoacusia contraída, ya que mediante estas pruebas se puede determinar la pérdida de audición y la aparición de acúfenos o zumbidos en el oído durante o al final cada jornada. La gestión para la prevención de este tipo de lesiones, también es muy importante, ya que esto permitirá implementar programas que ayuden aprevenir este tipo de lesiones, Estos programas incluyen una detallada evaluación del ruido existente, para poder implementar los métodos mas idóneos que permitan controlar el ruido ya sea en la fuente o en el medio de transmisión, capacitando asimismo al personal en el correcto uso de protectores auditivos durante cada jornada laboral.

0 comentarios:

Publicar un comentario