Ads 468x60px

Actuación ante Dislocaciones

En primer lugar debemos saber que el cuerpo humano esta formado por muchas articulaciones, las cuales nos dan la capacidad de poder mover los miembros de cuerpo, y básicamente consisten en la unión de huesos a través de músculos, ligamentos y algunos otros elementos. Todos estos elementos constitutivos de una articulación encajan de manera correcta, para permitir el normal movimiento de los miembros involucrados, sin embargo suele pasar que estas partes se separa una de la otra, sin volver a su posición natural, lo que provoca una dislocación o luxación de la articulación.

Suele pasar también que el hueso se desencaja de la articulación de manera temporal, ya que este vuelve a su cavidad, produciendo la llamada sub luxación. En el cuerpo humano existen algunas articulaciones que son mas propensas a sufrir este tipo de lesiones, como las del hombro, el codo, la cadera, la rodilla y el tobillo.

A pesar que las luxaciones por su naturaleza no suponen un riesgo vital para la victima, sin embargo se debe actuar de manera inmediata ya que podría verse comprometido algunos nervios, vasos sanguíneos o cierto tipo de músculos. Lo complicado quizá sea diferenciar cuando se trata de una fractura, lo cual implica una rotura de un hueso, y cuando se trata de una luxación, pero en ambos casos la atención es muy similar, siendo finalmente los médicos los que determinan la naturaleza de la lesión.

Generalmente las causas de las luxaciones se deben a cualquier tipo de golpe, el cual podría recibirse en una área especifica, debido a una accidente que involucre un golpe, como caídas de cierta altura, golpes sobre superficies duras, o simplemente debido a una mala postura.

Entre las luxaciones mas comunes tenemos las del hombro, el cual puede luxarse debido a un mal apoyo del brazo o también debido a movimientos muy bruscos, que involucre un sobre esfuerzo. Asimismo en el caso de la cadera, la luxación puede darse cuando la pierna recibe fuertes impactos, que llegan a hacer palanca y causan la dislocación. Por otro lado en el caso de la rodilla, conforma una articulación mas compleja, donde la luxación se puede darse debido a una rotación forzada de esta, o también cuando se apoya de manera incorrecta.

En el caso de la articulación del tobillo, esta mas expuesto a sufrir este tipo de lesiones, ya que soporta todo el peso del cuerpo, por lo que cumple la función de amortiguar los golpes. Tal es así que cuando uno apoya mal el pie corre el riesgo de de luxarse esta articulación, lo cual suele ser una causa muy común en este tipo de lesiones.

Asimismo en el caso del codo, las dislocaciones se producen generalmente debido a caídas donde se apoya bruscamente las extremidades superiores, mientras que en el caso de la espalda, esta se encuentra formada por vértebras que podrían cambiar cambiar de posición de manera abrupta, debido a caídas de alturas considerables, lo cual podría ocasionar este tipo de lesiones.

Síntomas que se presentan en una luxación
Las luxaciones al tratarse de lesiones de tipo traumatológico, se manifiestan a través de ciertos signos y síntomas característicos, sin embargo podría darse que a simple vista no se pueda determinar el tipo de lesión que se esta tratando, sin embargo la atención será la misma hasta que la atención medica especializada realice las pruebas necesarias para determinar el tipo de lesión.

Generalmente cuando se presenta este tipo de lesiones, en el caso de una subluxacion, se presente ciertos síntomas característicos, como la presencia de intenso dolor en la victima, cuando intenta mover la articulación afectada o cargar peso. Ademas la zona de la articulación se muestra hinchada y amoratada, lo cual incluso podría provocar la sensación de hormigueo y posible parálisis, en caso se haya afectado algún nervio.

Por otro lado cuando la lesión se trato de una dislocación, la victima experimentará un dolor mucho mas intenso, asimismo se vera cierta deformación del miembro, que a simple vista adopta una postura  poco natural, lo cual ademas provoca que sea imposible mover el miembro, debido a probables daños a los ligamentos, lo cual requiere una intervención que involucra cirugía.

Primeros auxilios de una dislocación o luxación
Como ya se mencionó una luxación y una fractura presentan síntomas muy similares, por lo que es difícil determinar el tipo de lesión, es así que los procedimientos de asistencia servirán en ambos casos, y consistirá en primer lugar en localizar la articulación afectada, teniendo especial cuidado cuando la víctima tenga la sospecha que se ha dañado la espalda, el cuello o la cadera, ante lo cual se debe evitar moverla, hasta que llegue la asistencia medica especializada, procurando estar pendiente siempre de la víctima.

También se debe tratar de inmovilizar el miembro afectado en la posición en la que se encontró, para lo cual se puede usar un cabestrillo o una férula improvisada, tratando que el miembro afectado se mueva lo menos posible, evitando ajustarlo demasiado. Si en caso se puede determinar que se trata de una luxación leve, se debe colocar el miembro en una posición anatómica normal inmovilizando al paciente.

Si se observa la presencia de heridas, se debe inmovilizar el miembro, para lo cual previamente se debe limpiar la herida, cubriéndola con gasas estériles o paños limpios. también se puede optar por aplicar hielo o bolsas de agua fría, con el fin de reducir la inflamación y el dolor. Lo importante es que la la articulación afectada quede en reposo absoluto.

Cuando se tiene inmovilizada la articulación, recién se puede realizar el traslado de la victima hacia un hospital para que se reciba la atención medica especializada, donde se le realizarán las pruebas especificas adecuadas para determinar la naturaleza de la lesión, para recibir el tratamiento idóneo.

Finalmente cuando se produce este tipo de lesiones, se debe estar siempre pendiente de la víctima, hasta que reciba la atención medica respectiva. Ademas se debe evitar intentar recolocar la articulación afectada, ya que si se tratase de una fractura podría provocar grandes daños, e incluso si la maniobra es incorrecta podría ocasionarse una lesión permanente. Asimismo por ningún motivo se debe mover a una persona que podría tener una lesión en el cuello o columna.

0 comentarios:

Publicar un comentario