Ads 468x60px

Actuación ante quemaduras caústicas

Cuando se habla de quemaduras causticas, nos referimos básicamente a las lesiones que podría provocar la Soda Cáustica o Hidróxido de Sodio, la cual es una sustancia química enormemente agresiva, ya que puede tranquilamente destruir los tejidos que lleguen a entrar en contacto directo con esta sustancia, es decir puede corroer la piel humana, pudiendo provocar la muerte en poco tiempo, o en su defecto dejando lamentables secuelas en la victima.
Químicamente la soda caustica se trata de un sólido blanco, de naturaleza higroscópica, es decir tiende a absorber la humedad del aire, por lo que se disuelve fácilmente en el agua, pero liberando una gran cantidad de calor en una reacción exotérmica. Esta sustancia es empleada a nivel industrial en forma sólida o en solución, tal es así que es comúnmente utilizado en la industria textil y algodonera, así como en la fabricación de papel, jabón y otros productos químicos, como hipoclorito o lejía, etc.

Cuando se produce el contacto con un producto caustico se produce básicamente dos efectos, uno que ocasiona la irritación, que ocasiona alteraciones tanto en tejidos como mucosas en general, mientras que un segundo efecto provoca la destrucción química celular, donde mientras que un ácido tiende a coagular las proteínas, que al final forma una costra dura y seca de tejido muerto, un álcali tiende a disolver las proteínas y ademas reaccionan con las grasas, lo que agrava la destrucción del tejido, formándose una costra blanda y traslúcida. 

Por otro lado cuando los ojos se exponen a esta sustancia, podría provocar una irritación grave en el ojo con daño a la córnea, ocasionando un deterioro permanente de la visión que podría llegar a una ceguera. Mientras que la piel expuesta igualmente puede ser objeto de severas quemaduras, ya que se trata de de un producto altamente corrosivo. Por otro lado si se llega a inhalar los vapores de este producto, podría causar irritaciones muy graves en el aparato respiratorio. 

Se debe tener en cuenta que como la soda cáustica es inolora, muchas veces no se puede advertir el peligro, incluso cuando entra en contacto con la piel no produce dolor inmediato, sin embargo el daño si es inmediato. Muchas veces basta un breve contacto de esta sustancia con la piel, para provocar irritación intensa, con quemaduras de tipo químico, presentándose un enrojecimiento intenso en la piel afectada. 

Primeros Auxilios 
Cuando se  tiene contacto de la piel con soda cáustica, lo primero que se debe hacer es enjuagarse con abundante agua solamente. No es recomendable neutralizar la soda cáustica utilizando otros productos químicos, por lo que la mejor medida es enjuagarse con agua durante un tiempo prudente. Por tanto la medida inmediata es enjuagar con abundante agua antes de ir a un centro medico, ya que incluso allí ese sera el tratamiento primario, por lo que no se debe perder el tiempo dejando que la sustancia química siga provocando daño. 

Si en caso la soda entro en contacto con los ojos debe enjuagarse inmediatamente con abundante agua a baja presión en un sistema especial denominado fuente lavaojos, tratando de mantener los párpados de los ojos abiertos, y siga lavando de manera continua hasta por un lapso de media hora. 

Por otro lado si cualquier otra parte del cuerpo entro en contacto con la soda acústica, igual que en el caso anterior debe lavarse inmediatamente haciendo uso de la ducha de seguridad, por un lapso promedio de media hora. De preferencia debe quitarse la ropa mientras se ducha, enjuagándose incluso la cabeza antes de quitarse los lentes de seguridad.

Finalmente si se llega a ingerir, no se debe inducir el vómito, siendo recomendable suministrar de manera inmediata grandes cantidades de leche o agua, mientras que de manera simultanea se debe dar aviso al médico. Lo importante es tomar las precauciones adecuadas, si en caso se produce un derrame de esta sustancia, debe evacuar el ambiente donde se produjo el incidente y tratar de ventilar el área de derrame, para luego hacer uso del equipo de protección personal adecuado, para proceder a la limpieza. 

0 comentarios:

Publicar un comentario