Ads 468x60px

Actuación ante ataque epiléptico

La epilepsia es una enfermedad de carácter crónico que se caracteriza por la súbita presencia de una serie de crisis repetidas, las cuales son de origen cerebral, donde se manifiestan una sintomatologia muy variable, la cual se desencadena debido a una especie de actividad eléctrica que se da en las células neuronales, de manera excesiva e hipersincrónica, que se da en ciertas zonas cerebrales.

Generalmente este tipo de ataques se caracterizan por presentar convulsiones en la victima, porque presentan al cuerpo humano sacudiéndose de una manera muy rápida e incontrolable, donde ademas los músculos de la victima se contraen y se relajan repentinamente de manera irregular.

Cuando se presenta un ataque de este tipo, puede resultar perturbador presenciarlo, sin embargo a pesar de lo complicado que se pueda ver, estas crisis convulsivas resultad en realidad inofensivas. Por este motivo te dejamos aquí algunas pautas a considerar, para saber como actuar ante un caso similar:

Lo primero que se debe hacer ante una crisis convulsiva, es evitar que la víctima llegue a lastimarse, por lo que se recomienda proteger a la victima de una caída involuntaria, para lo cual se debe acostar a la victima sobre el suelo en un área segura, tratando de vitar la presencia de muebles u objetos cortantes en el área cercana a la persona afectada.

Por tanto es muy recomendable colocar una almohada bajo la víctima a fin de que descanse su cabeza, tratando también de aflojar las prendas de vestir que se encuentren ajustadas, en especial las que se encuentran alrededor del cuello. También se debe procurar colocar a la persona de costado, de tal manera que si la victima vomita, evitemos que el vómito sea aspirado hacia sus pulmones.

De este modo si observamos que se presenta un caso de convulsión debemos en primer lugar conservar la calma, y evitar la aglomeración de personas alrededor de la victima, y tratando que la victima permanezca en el mismo lugar hasta que la convulsión haya cesado. No olvidar que se debe tener cuidado que la victima se lastime en caso de producirse una caída, para lo cual se debe retirar los objetos o muebles cercanos con los que pueda lastimarse.

Como ya se dijo luego de aflojarle las prendas que le ajusten el cuello y colocar al enfermo de lado, en caso de presentarse se debe permitir que la saliva, mucosidad o vomito salga por la boca, evitando que la victima pueda aspirar todos estos fluidos. En todo momento se debe monitorear los síntomas presentados a fin de informar luego al médico.

Durante una convulsión se debe evitar introducir cualquier tipo de objeto entre los dientes de la victima para evitar probables mordeduras en la lengua o mejillas. Simplemente cuando la convulsión empieza se debe evitar mover los miembros del afectado con el fin de impedir las contracciones musculares involuntarias que se están produciendo, solo se debe esperar a que acabe la crisis convulsiva. Si hubiere presencia de fiebre, no se debe aplicar agua fría ni alcohol.

Tampoco es recomendable suministrar a la victima cualquier liquido vía oral, hasta que las convulsiones hayan cesado, ya que se requiere que esta se encuentre totalmente despierta y consciente, para que pueda ingerir líquidos o medicamentos.

Una vez que que los síntomas de la crisis convulsiva han finalizado, es normal que las victimas recuperen la consciencia de manera inmediata, si es que la convulsión fue de breve duración, sin embargo también podrían mostrarse somnolientos o confusos algunos instantes e incluso sentirse confundidos, mostrando un comportamiento inadecuado, realizando movimientos involuntarios. No olvidar que a estas alturas la victima aun se muestra confusa.

Si el paciente perdiese la consciencia se debe colocarlo acostado de lado y esperar a que este despierte por si solo. es decir se debe evitar despertarlo a la fuerza, y mucho menos exigirle que se levante.

Finalmente no olvidar que ante una crisis epiléptica no hay que alarmarse, solo se debe prestar el apoyo al afectado de la manera como se menciono anteriormente, la crisis pasara por si sola, sin embargo se deberá recurrir inmediatamente al medico cuando la convulsión dure mucho mas tiempo que en ocasiones anteriores, que puede ser de 3 a 4 minutos, por lo que siempre se debería cronometrar el tiempo de duración de estas crisis.

Ademas se urge el apoyo medico cuando el paciente presenta una convulsión después de otra sin llegar a recuperar la consciencia,o cuando como producto de la crisis se ha producido una caída que ha provocado heridas o golpes de consideración. Asimismo si después de una convulsión no se restablece la respiración se debe prestar primeros auxilios a la victima con respiración boca a boca o induciéndole con un respirador artificial.

0 comentarios:

Publicar un comentario