Ads 468x60px

Actuación ante Quemaduras

Básicamente cuando hablamos de quemaduras, se refiere en esencia a toda lesión accidental, que generalmente se produce en la piel y en los tejidos sub epidérmicos, que es ocasionada por el calor,  así como por substancias químicas y la electricidad.

Según los antecedentes históricos mas recientes, cada año se llegan a producir más de dos millones de lesiones por quemaduras solo en Estados Unidos, de los cuales unas 700 mil afectados se encuentran bajo tratamiento para curar estas lesiones. Esto hace que las lesiones por quemaduras se presenten de manera frecuente, afectando no solo a trabajadores en la Industria, sino que también en el hogar, en especial a menores de edad, ya que se sabe que aproximadamente unos 99 mil niños fueron atendidos en salas de emergencias de hospitales a causa de lesiones ocasionadas por quemaduras de todo tipo.

El fuego es la principal causa de las lesiones por quemadura entre los adultos, mientras que en caso de los niños es la escaldadura. Por tanto cuando se habla de quemaduras, se trata de toda lesión producida en esencia por el calor en cualquiera de sus formas, que puede afectar a cualquier persona y que ademas existen ciertos factores que determinan la gravedad de una quemadura, tales como:

La profundidad de la quemadura, lo cual en cierto modo condiciona la cicatrización. Por otro lado la extensión de la quemadura, ya que se debe considerar que el peligro de muerte tiene relación directa a la superficie afectada por la quemadura. Asimismo la localización de la quemadura tales como cara, manos, orificios naturales, genitales, etc resultan determinantes para evaluar la gravedad de la lesión, así como la edad de la persona afectada. También se debe evaluar los riesgos de infección, lo cual generalmente se produce siempre por la pérdida de la piel.

Según la gravedad de la lesión ocasionada por la quemadura, estas se clasifican en tres grados:

Quemaduras de primer grado o eritema
Esta quemadura provoca el enrojecimiento de la piel, afectando directamente a la epidermis, siendo difícil juzgar la profundidad de la lesión. Generalmente solo afecta la capa externa de la piel denominada epidermis, y por su naturaleza estas quemaduras son consideradas como quemaduras menos graves. Los síntomas son piel enrojecida o gris, que podría presentar dolor e hinchazón y ardor localizado, siendo su principal característica la de no afectar la epidermis en todo su espesor.

Si este tipo de quemaduras no afectaron áreas importantes de manos, pies, cara, ingle, glúteos, o alguna articulación, el tratamiento se realiza a base de cuidados básicos, sin embargo las quemaduras ocasionadas por sustancias químicas, podrían requerir un tratamiento médico adicional.

Quemaduras de segundo grado o flictena
Estas quemaduras afectan principalmente a la epidermis y dermis, donde suele aparecer ampollas que contienen plasma o materia albuminosa en su interior. En este tipo de quemadura se afecta generalmente todo el espesor de la capa externa de la piel que se denomina epidermis y la capa superficial de la capa que se encuentra inmediatamente por debajo de ella denominada dermis.

Estas quemaduras producen la formación de ampollas y la piel se torna a un color rojo intenso, dando la impresión de estar manchada, y ademas se presenta hinchazón y dolor muy intenso en el área afectada. Asimismo se llegan a dañar estructuras de partes anexas a la piel como los folículos pilosos, glándulas sudoríparas, glándulas sebáceas, etc. En caso de producirse una quemadura de segundo grado en un área mayor de 6 a 7 centímetros de diámetro, de preferencia busque la atención médica urgente, en especial si el área afectada corresponde a la cara, las manos, la ingle, los glúteos o un área sensible.

Quemaduras de tercer grado o escara
Esta quemadura afecta a la piel en sus capas hipodermis, dermis y epidermis, afectando asimismo directamente a los músculos, nervios, vasos sanguíneos, etc. Los síntomas de esta quemadura se caracterizan por una escara de color negruzco o castaño oscuro, y tal es el daño que ocasionan que no son dolorosas, ya que por lo general destruyen las terminaciones nerviosas del dolor.

Este tipo de quemaduras son las más graves y abarcan prácticamente todas las capas de la piel en todo su espesor, afectando incluso el tejido adiposo y huesos. En este tipo de quemaduras se forman áreas carbonizadas, de color oscuro, de aspecto blanquecino. Muchas veces estas lesiones provocan dolor intenso alrededor de la quemadura siempre y cuando no se hayan afectado los nervios. Este tipo de quemaduras requieren asistencia medica inmediata y por lo general dejan cicatriz y requieren injerto de piel.

Por otro lado las quemaduras de las vías aéreas se pueden producir por la inhalación accidental de gases calientes, humo o vapor, produciendo también inflamación de la boca y garganta, lo que podría llegar a obstruir la respiración, por lo que se requiere de inmediato la atención médica respectiva.

Quemaduras de cuarto grado o  carbonización
Estas quemaduras destruyen la piel y los tejidos subyacentes, incluyendo el hueso. Asimismo por la magnitud y área afectada con este tipo de quemaduras podría existir extrema gravedad. Se puede asimismo calcular rápidamente la superficie quemada, para lo cual se puede utilizar la palma de la mano de la víctima, lo que equivale aproximadamente al 1% de toda su superficie corporal, y si llegase a sobrepasar este porcentaje se considerara a la quemadura como grave, a menos que se trate de una quemadura de primer grado.

Primeros Auxilios
  • Primero se debe tratar de enfriar la quemadura inmediatamente, para lo cual se debe colocar la zona afectada bajo un chorro continuo de agua fría, durante al menos 10 minutos, hasta que desaparezca el dolor. Para el caso de quemaduras químicas, ampliar el tiempo bajo el chorro de agua abundante hasta 20 minutos.
  • Luego se debe cubrir la zona afectada con apósitos o telas humedecidas estériles o en que se encuentran muy limpias, de modo que se evite las infecciones.
  • Evitar la aplicación de cremas o cualquier otro tipo de medicamento o producto.
  • Evitar quitarla ropa a la víctima, mucho mas si esta se encuentra adherida a la piel. Solo en casos extremos se quitara la ropa, tan solo en caso de que la ropa esté impregnada en sustancias cáusticas o hirvientes.
  • Evitar dar de beber, y en caso de que el afectado tenga sed, proceder a humedecer sus labios.
  • Si en caso el afectado está ardiendo, evitar que corra, y procurar apagar las llamas cubriéndole con una manta o similar, o de preferencia hacerlo rodar en el suelo.
  • Evitar pinchar las ampollas producidas por la quemadura.
  • Si en caso la quemadura abarca un área extensa, prevenir la aparición del shock .
  • Luego de las medidas de auxilio iniciales, proceder a trasladar a la víctima a un centro médico, donde de acuerdo a la evaluación de la gravedad de la quemadura se decidirá la administración apropiada de líquidos al afectado.

0 comentarios:

Publicar un comentario