Ads 468x60px

Actuación ante contusiones

Antes que nada debemos definir que contusión se refiere al aplastamiento y rotura de los vasos sanguíneos de un músculo, por lo general a un nivel superficial afectando básicamente la piel. Las causas de este tipo de lesiones son casi siempre debido a un golpe violento, donde su severidad depende del lugar donde se haya recibido el golpe.

Asimismo no se debe confundir el termino contusión con hematoma, ya que el último involucra un síntoma visible, presentándose generalmente una coloración morada de la piel debido al derrame de sangre interno, el mismo que también podría ser causado por una contusión o por cualquier otro tipo de lesión, como fracturas, luxaciones, desgarro muscular, entre otras.

Por tanto las contusiones son lesiones que se producen a causa de una acción violenta ya sea de instrumentos o mecanismos variados, asimismo también puede ser provocado por por caídas y golpes violentos, pero como ya se dijo sin que se produzca una rotura de la piel. Por su naturaleza estas lesiones también pueden provocar ciertas lesiones como fractura de huesos, desgarros musculares, rotura de vísceras, entre otras.

La sintomatología de este tipo de lesiones se caracteriza porque presenta cierta tensión en el músculo así como en la piel, que generalmente es acompañado de un dolor intenso intenso. Una contusión podría tranquilamente producir hematomas, sin embargo no siempre es así, ya que para producir un hematoma depende directamente de la profundidad a la que se encuentren los vasos sanguíneos rotos y la magnitud de la hemorragia producida. Básicamente una contusión podría ser un golpe que produce dolor, sin la necesidad de provocar hematomas u otro tipo de lesiones mas graves.

En caso de producirse una contusión, los primeros auxilios consisten en aplicar compresas frías, no necesariamente hielo, pudiendo aplicarse de preferencia un vendaje compresivo por poco tiempo, siendo recomendable unos 20 minutos, para luego proceder a aflojar el vendaje unos 5 minutos para luego volver a poner el vendaje por otros 20 minutos, siguiendo la secuencia. Luego se podría aplicar una pomada anti inflamatoria y que tenga poder analgésico, a fin de controlar el dolor, siempre y cundo no exista lesión expuesta en la piel como heridas o abrasiones.

Por otro lado si se diera el caso que la contusión se produce en una pierna, se debe tratar de mantener esta en alto por al menos un par de horas, evitando dar masajes o frotar, de manera que el musculo de manera natural tienda a relajarse. De acuerdo al tipo de contusión, estas se dividen en tres clases, las que difieren entre ellas por su intensidad o gravedad, y los primeros auxilios aplicables son relativamente distintos tales como:

Contusiones de primer grado
Este tipo de contusiones básicamente no requieren tratamiento y desaparecen por si solas en pocos días, afectando normalmente los capilares, los cuales podrían romperse debido al golpe recibido, produciendo una mínima pérdida de sangre, haciendo que la piel se torne de un color morado el cual desaparece ne pocos días.

Ademas del dolor podría presentarse una sensación de hormigueo muscular, mucho mas cuando el golpe se produjo en una terminal nervioso. Ante un caso similar se recomienda el reposo total, aplicando compresas frías.

Contusiones de segundo grado
Este tipo de contusiones se manifiestan cuando los golpes son más fuertes y logran dañar los vasos mayores, lo cual produce una colección líquida que se presenta formando relieve y se denomina, a lo cual se le conoce como hematoma.

Ante una contusión de este tipo se debe al igual que en el caso anterior, inmovilizar la zona afectada y tratar de aplicar compresas frías o hielo, evitando reventar y vaciar el hematoma, ya que normalmente éste se debería reabsorber de manera autónoma. A diferencia de la anterior esta lesión tarda más tiempo en desaparecer.

Contusiones de tercer grado
Este tipo de contusiones provocan que la piel se torne de color gris, debido a que existe un aplastamiento tanto de grasa como de músculos que en ciertos casos por la fuerza del golpe quedan reducidos a una masa, lo cual incluso podría llegar a afectar otras estructuras internas como nervios y huesos. Estas lesiones se presentan frecuentemente en el caso de producirse caídas fuertes de cierta altura o por aplastamiento de un objeto pesado, como vigas.

Se caracteriza porque la parte afectada se presenta inflamada y dura, donde la piel presenta ampollas. En algunos casos podría presentar la falta de sensibilidad superficial, con presencia de otras alteraciones como fracturas, heridas expuestas, entre otras. Lo recomendable ante una lesión de este tipo es trasladar a la víctima con urgencia hasta un centro medico especializado.

0 comentarios:

Publicar un comentario