Ads 468x60px

Iluminación

Un aspecto muy importante en el estudio de la ergonomía es la iluminación en el puesto de trabajo, ya que una iluminación inadecuada implica un gran riesgo, ya que la apreciación inexacta de la posición, forma o velocidad de un objeto, podría provocar todo tipo de incidentes y accidentes, debido básicamente a la falta de visibilidad y fenómenos de deslumbramiento. Por otro lado, una iluminación inadecuada también podría provocar la manifestación de fatiga visual en los trabajadores y otros trastornos visuales.

Por tanto se requiere realizar un acondicionamiento efectivo de la iluminación en todos los puestos de trabajo, con la finalidad de optimizar la percepción visual y de ese modo lograr asegurar la correcta ejecución de las actividades en el puesto laboral, así como la seguridad y bienestar general de todos los trabajadores.

Para contar con una iluminación adecuada, se debe contar con una metodología que permita llevar a cabo un acondicionamiento ergonómico efectivo de la iluminación en todos los puestos de trabajo, de manera que se puedan minimizar todos los riesgos que involucra una pésima iluminación. Por eso es de suma importancia realizar la identificación de los factores de riesgo, ya que de esta información se puede determinar si existen o no molestias causadas por la mala iluminación en el puesto de trabajo.

De este modo se realiza la evaluación del riesgo, haciendo uso de muchas herramientas, entre ellas se podría hacer uso de un checklist de análisis y evaluación de los riesgos existentes, y algunos cuestionarios de evaluación de las apreciaciones personales del trabajador, incluyendo las sugerencias del mismo.

Para identificar los factores de riesgo, relacionados a la mala iluminación, se debería evaluar lo siguiente:
  • Niveles de iluminación en el puesto de trabajo, determinando si es suficiente para el desarrollo normal de las tareas.
  • Deslumbramientos inesperados en el puesto de trabajo
  • Reflejos molestos durante el desarrollo de actividades en el trabajo
  • Desequilibrios de luminancia en el puesto laboral
  • Sombras molestas en el puesto de trabajo, que impide la concentración del trabajador
  • Parpadeos molestos e innecesarios
  • Reproducción del color, que produce la mala percepción de los mismos
Durante la evaluación de estos factores de riesgo, se debería tomar en cuenta algunas consideraciones, como comprobar si en verdad existen condiciones anómalas respecto a cada aspecto evaluado, lo cual de ser así indicaría una posible situación de riesgo no tolerable. Ademas cuantos mas factores de riesgo se identifiquen se deberá adoptar las medidas preventivas correspondientes, a fin de minimizar de manera efectiva los efectos negativos directos que podrían provocar.

Por tanto en base a la información obtenida respecto a los factores de riesgo, producto de la mala iluminación, se debería diseñar ergonómicamente los sistemas de iluminación, lo cual es importante ya que estos pueden alterar de manera significativa la percepción del espacio laboral, principalmente porque la luz crea una determinada atmósfera, comunicando sensaciones de manera abstracta al trabajador.

Todas las fuentes que emiten luz y sus reflectores, deberían contar con ciertas condiciones, como estar protegidos para evitar el ingreso de partículas sólidas como polvo del ambiente, lo cual podría disminuir su eficiencia luminosa o afectar sus propiedades eléctricas. asimismo aquellas luminarias que trabajen a la intemperie o sumergidas en agua deberán contar con cierto grado de stanqueidad, con el fin de evitar el ingreso de líquidos.

También es importante que estos mecanismos de iluminación, cuenten con cierta resistencia mecánica, ya que esto es necesario para que la luminaria conserve en cierto modo su integridad ante eventos imprevistos como golpes o impactos casuales. Del mismo modo el equilibrio térmico es muy importante, ya que la temperatura resulta un factor determinante para la vida útil de la fuente y componentes de la luminaria. Recordar que la mayoría de las fuentes incandescentes funcionan bajo elevadas temperaturas, irradiando el calor de manera que podría deteriorar los conductores eléctricos, si estos no están conectados de manera adecuada.

De esta manera podemos decir que el estudio ergonómico de la iluminación, se basa en las mediciones precisas que se obtienen de la antropometría, fotometría y fisiología de la visión, sin embargo la planificación y diseño de sistemas óptimos de iluminación desde el punto de vista ergonómico, debería considerar al trabajador como punto de quiebre, ya que su opinión en base a su experiencia contribuye de manera significativa al estudio de la relación entre estos mecanismos de fuentes de iluminación y sus usuarios, determinando de este modo un diseño industrial efectivo y útil.

0 comentarios:

Publicar un comentario