Ads 468x60px

Zapatos de Seguridad

Los zapatos de seguridad en el entorno laboral cumplen una función muy importante de proteger los pies de sus usuarios, por tanto al momento de decidir sobre las cubiertas de un zapato depende del entorno de trabajo que se debe desarrollar, es decir el criterio de decisión se da como en la mayoría de los equipos de protección personal, donde el tipo de elemento que se utiliza esta en función del peligro potencial que se enfrentan durante un día laboral cualquiera.

La normativa aplicable a este tipo de calzado es la ISO 20345:2004, que básicamente considera que el calzado de seguridad incorpora elementos que sirven para proteger al usuario de las probables lesiones que puedan ocasionar los accidentes. este implemento se encuentra equipado con topes de seguridad, diseñados para ofrecer protección frente al impacto con una energía promedio de 200 J y también ofrece resistencia frente a una fuerza de compresión de aproximadamente 15 kN.

La elección de un calzado de seguridad como ya se dijo depende de la naturaleza del trabajo que desarrolla el usuario, por ejemplo si se considera el sector de la construcción el peligro que representa en este tipo de actividad es provocado por impacto o compresión de los pies. Debido al uso de materiales pesados de construcción y equipo motorizado para el área de la construcción podría constituir una amenaza seria al cuerpo de los trabajadores, incluyendo lógicamente sus pies. En este caso se considera calzado o cubre botas que incluyen en su construcción acero u otro tipo de protección que proporcione una fuerte puntera que resista la compresión directa.

Por otro lado si el área de trabajo se da en un laboratorio médico, donde predominan salas limpias, o el medio ambiente de respuesta de emergencias, aquí los peligros que existen son más diversos y complicados. Para este tipo de actividad mayormente se suele usar cubiertas desechables de calzado. Así mismo si se tiene exposición a riesgos biológicos líquidos u otras sustancias tóxicas, se hace uso de zapatos de seguridad distintos a cuando se enfrenta amenazas de partículas secas. tal es así que cuando se trata de pisos mojados se debe considerar de inicio una mejor protección antideslizante de goma con nervaduras que básicamente, evite los accidentes por caídas, considerándose del mismo modo para las suelas del zapatos o cubrebotas.

De este modo elegir el calzado adecuado se convierte en algo determinante para asegurar la seguridad del trabajador, siendo recomendable contar con la participación del usuario, debido a que sus propias características individuales pueden hacer apropiada o no una determinada elección. se deberia en todo caso tomar en cuenta las siguientes consideraciones:
  • Características de tamaño que aseguren una correcta adaptabilidad al pie.
  • Poseer la propiedad de absorción del sudor de la primera suela.
  • Capacidad de eliminar el vapor por la caña o a través del material del calzado para una correcta transpiración.
  • Ser impermeable al agua.
  • Poseer cierta flexibilidad.
  • Tener un adecuado diseño de cierre que impida la penetración de cuerpos extraños dentro el calzado.
  • Deberán tener un peso apropiado, siendo lo optimo lo mas liviano posible.
  • No debe tener puntos o costuras que al comprimir el pie ocasionen molestias.
  • Deberán poseer cierta rigidez que proporcione estabilidad al usuario.
  • Tener la capacidad de absorber la energía de la suela en la parte del talón.
  • La suela deberá tener características antideslizantes.
Los calzados de seguridad deberán ser proporcionados gratuitamente por las empresas a sus trabajadores, quienes asegurarán su buen funcionamiento y su estado higiénico, cuidando de su perfecto estado y conservación, debiendo considerar lo siguiente para sus sustitución:
  • Cuando exista rotura o deformación de la puntera o plantilla.
  • Cuando se presente roturas de cualquier parte componente del calzado.
  • Cuando exista grietas o alteraciones de montaje en la estructura del calzado.
Tipos de zapatos de seguridad

TIPO 1 - Calzado de protección para uso general, referidos a aquel calzado destinado a ser usado en actividades donde el trabajador no se encuentra mayormente expuesto a riesgos de agentes físicos de acción mecánica.

TIPO 2 - Calzado de protección con puntera, referido a aquel calzado destinado a proteger los dedos de los pies del usuario, debido a la existencia de riesgos de agentes físicos de acción mecánica.

TIPO 3 - Calzado de protección dieléctrico, referido al calzado destinado a proteger al usuario en zonas donde existe el riesgo permanente de descarga eléctrica.

TIPO 4 - Calzado de protección antiestático, referido a aquel calzado que sirve para descargar la energía estática del cuerpo humano, que básicamente es generada por acciones del trabajo que se desarrolla.

TIPO 5 - Calzado de protección metatarsal, que básicamente consiste en aquel calzado que lleva un componente integral que protege del empeine del pie contra cierto tipo de impactos directos al metatarso.

TIPO 6 - Calzado de protección contra la penetración de objetos punzocortantes hacia la punta del pie, que básicamente evita la afección de la planta del pie, provocado por la incrustación directa de ciertos objetos punzocortantes que suelen traspasar la suela del calzado.

TIPO 7 - Calzado con protección impermeable, referido a aquellos diseñados para proteger al usuario del riesgo de filtración de líquidos o polvos finos a la parte interna del calzado.

0 comentarios:

Publicar un comentario