Ads 468x60px

Evaluación y valoración de riesgos


En principio la evaluación de riesgos representa una base efectiva para realizar de la mejor manera una gestión activa relacionada a la seguridad y salud en el trabajo, que ademas nos brinda ciertas facilidades para identificar, definir y establecer cual es la acción preventiva que adoptará la empresa basándose en una evaluación inicial, que surge a raíz de establecer como obligación para la organización, la planificación previa de la acción preventiva que se aplicará en la empresa, partiendo de realizar en principio una evaluación inicial de riesgos.

Por lo que se puede decir que una Evaluación de Riesgos considera dentro de su concepto, que existen dos partes diferenciadas que son el Análisis de Riesgos y
la Valoración de Riesgos, en base al análisis previamente realizado.

Análisis de Riesgos
Se trata de una fase donde se busca identificar el Peligro, al cual se le considera como la fuente o situación que cuenta con la capacidad de causar daño en términos de lesiones, daños a la propiedad, o al medio ambiente, o también la combinación de ambos. Es así que después de haber identificado el Peligro, este debe ser descrito, lo que también implica definir el daño o los acontecimientos que podrían suceder desde el momento inicial hasta que se materializa o consuma el accidente.

Posteriormente se realiza la Estimación del Riesgo, que consiste en tratar este como una combinación de la probabilidad y de la severidad de las consecuencias, donde el termino probabilidad o posibilidad se encuentra integrado el termino exposición. De esta manera la estimación del riesgo consiste básicamente en valorar la probabilidad así como las consecuencias, en caso el riesgo analizado llegue a materializarse.

Es así que la probabilidad por lo que implica, puede definirse en función de las probabilidades del suceso o evento inicial que lo genera y la de los sucesos que se desencadenan a partir del inicial, siendo así la probabilidad, mucho mas difícil de determinar, cuanto mas grande sea la cadena causal, debido a que no solo sera necesario conocer todos los eventos o sucesos que intervienen, sino que también se requerirá conocerse la probabilidad de estos para provocar el producto previsto.

En lo que respecta a las consecuencias, la materialización de un peligro en un accidente, puede provocar una serie de consecuencias, cada una de ellas con cierto nivel de probabilidad, por tal motivo el daño promedio que se espera ocurra en un accidente, estará determinado por el producto entre la probabilidad y la severidad. Por tanto de puede decir que si las consecuencias previstas revisten mayor gravedad, se debe aplicar mayor rigor para determinar la probabilidad.

Valoración del riesgo
Luego de realizar el Análisis de Riesgos, y teniendo en claro el orden de magnitud que se ha obtenido para un determinado Riesgo, se debe realizar ahora su respectiva valoración, lo cual consiste en emitir un juicio sobre el nivel de tolerancia del mismo, en caso de tratarse de un Riesgo Controlado, para así finalizar la Evaluación del Riesgo.

Asimismo es necesario mantenerse al día, respecto a cualquier cambio significativo que sufra un proceso o actividad de trabajo, ya que esto debe conducir a una nueva revisión de la Evaluación, lo cual está establecido en la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, donde se obliga al empresario a realizar la actualización de las evaluaciones, cada vez que cambien las condiciones de trabajo, ya que al variar estas, habrá la posibilidad de que se generen nuevos riesgos.

Gestión del riesgo
Si en caso luego de la evaluación del riesgo, resulta que este no es tolerable, se debe controlar el riesgo, mediante:
  • La Reducción del riesgo a través de modificaciones en el proceso, equipo o máquina ó a través de la implantación de medidas apropiadas que permitan reducir las consecuencias del riesgo.
  • La Verificación periódica de todas las medidas de control adoptadas.
Se debe tener bien en claro que a al proceso conjunto de Evaluación del riesgo y Control del Riesgo se le conoce con el nombre de Gestión del Riesgo. Es así que al momento de realizar una evaluación de riesgos, podríamos encontrar varios tipos de estos, entre los cuales tenemos:
  • Los riesgos que en su contexto existe una legislación específica que los contempla en el marco legal vigente.
  • Los riesgos para los que no existe una legislación especifica que los regule, sin embargo sí existen normas internacionales, nacionales o de organismos oficiales así como de otras entidades de prestigio.
  • Los riesgos que por sus características particulares, necesitan del uso de métodos de evaluación especiales.
  • Los riesgos considerados de carácter general.

0 comentarios:

Publicar un comentario